FORTEGAVERSO: LOCH NESS, LA FOTO O`CONNOR

domingo, enero 27, 2008

LOCH NESS, LA FOTO O`CONNOR


Esta es una de las fotos que me voló el rostro cuando chico. Aparecía como entrada de un reportaje al Monstruo de Loch Ness en una Selecciones del Reader Digest´s, como del año 67, que había en casa de mi abuelo Víctor. La lectura de foto la identificaba erroneamente como parte de la película registrada por un tal Tim Dinsdale, ingeniero de la RAF convertido en experto del Monstruo. De más está decir que esta es una de las imagenes más importantes de mi vida, responsable del freak que hoy soy. La cosa es que la había buscado por años, con el dato erróneo que pertenecía al tal Dinsdale (que gracias al artículo citado mas arriba, fue uno de mis ídolos de infancia junto a Erich Von Daniken, el astroarqueólogo), hasta que hace exaactos 15 minutos me tropecé con ella en el gran sitio escéntico Marcianitos Verdes. A estas alturas demás está decir que es falsa, pero a quién le importa.

El dato es que la foto se llama oficialmente la Foto de O´Connor y esta, según Marcianitos Verdes, es su historia.

"En mayo de 1960, Peter O’Connor acampaba en la costa norte, cerca de Inverfarigaig, junto con varios hombres armados con escopetas, arpones, ri­fles submarinos, y bombas. Sus intenciones eran atrapar al “monstruo” vivo o muerto. La noche del 27 de mayo se despertó por la necesidad de orinar. Se levantó y se alejó unos cien metros del campamento. Estando en lo suyo, no­tó la presencia del “monstruo del lago Ness” en un promontorio deslizándose rápidamente. Como era lógico, O’Connor no llevaba arma alguna pues acababa de des­pertar. Lo que si resulta extraño era que portaba una cámara fotográfica. Si sus intenciones eran atrapar al “monstruo” lo más lógico hubiera sido que cargara un arma y no una cámara. De acuerdo con Tim Dinsdale, O’Connor se introdujo en el lago hasta que las aguas le llegaron a la cintura, y en esa posición tomó una fotografía con flash, después de lo cual gritó a sus compañeros del campamento, antes de tomar una segunda placa sin iluminación. Al parecer, fue capaz de llegar muy cerca del animal por su capacitación como Royal Marine Command, y por eso podía caminar por el agua sin hacer ruido. Estimó la distancia del animal en unos 22 ó 23 metros y afirmó que te­nía una cabeza como de cabra y un gran cuello que no dejaba de agitar. La cabeza mediría unos 25 centímetros de longitud, en tanto que el cuello te­nía un diámetro de unos 20 y sobresalía del agua un metro aproximadamente. Su piel era lisa, de color gris negro. El cuerpo era ovoidal. La foto presenta a Nessie desde un ángulo nunca antes captado. Se ve la parte posterior del cuerpo seguido de lo que podría ser el cuello y la cabeza de la criatura. La verdad es que la foto muestra una total falta de escenario, el fon­do de la foto es totalmente oscuro y a la hora en que se afirma fue tomada, 6:30 de la mañana, ya debería existir alguna claridad. Maurice Burton informó en el New Scientist que cuando fue al sitio en que O’Connor tomó su fotografía, encontró tres bolsas de polietileno, un anillo de piedras unidas con cuerda, y un palo que parecía exactamente como la presunta cabeza del monstruo. Burton cree que todo es un fraude. Encuentra numerosas discrepancias e inconsistencias en el relato y fotografía de O’Connor. Por ejemplo, la ilu­minación de la imagen sugiere que fue tomada con un flash que iluminaba desde una altura de unos cua­tro metros sobre la superficie del agua, en contra del medio metro que habría desde las aguas hasta el ojo de O’Connor si este hubiera tomado la foto con el agua a la cintura, como anteriormente había declarado. Por otra parte, la intensidad y ángulo de iluminación son incompati­bles con una presunta distancia cámara-objeto de 22-23 metros, así como con el tipo de película utilizados. La cámara era una Brownie Flash 20, con diafragma a f14 y el obturador a l/50; la película, Ilford H. P. 3; el flash, un Philips Photoflux P. F. 5. O’Connor a menudo ha sido considerado como un testigo sospechoso, ya que, en 1959, afirmó que iba a dirigir una expedición de 60 personas - armados con arpones, armas, canoas con ametralladoras, bombas y un machete - para matar a la criatura. Todos los datos inducen a pensar en un fraude elaborado por el propio O’Connor".

Etiquetas: , , , , ,

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal