FORTEGAVERSO: SUPERMAN: Y QUE SUCEDERA CON EL HOMBRE DEL MAÑANA... (FINAL)

lunes, noviembre 10, 2008

SUPERMAN: Y QUE SUCEDERA CON EL HOMBRE DEL MAÑANA... (FINAL)



EPISODIOS ANTERIORES (1 al 14)


THE MAN OF TOMORROW
(Una propuesta fílmica para Superman)
FINAL

Y en Metropolis sucede el enfrentamiento final de Superman contra Brainiac/Nave. Una lucha de titanes, el último kriptoniano contra un monstruo de metal. Para evitar que siga devastando la ciudad, Superman lo arroja al mar. Y viene la “pelea del siglo”.

El combate es largo, tal vez la secuencia de acción más impresionante de la historia. Superman contra una máquina colosal con sus mismos poderes. Sus tentáculos lo atrapan, lo hunden en el mar, sus armas lo incendian, pasa todo lo que debe pasar e incluso más. El hombre de acero lo golpea con sus puños, hasta hacerse sangrar.

Tras algunos minutos de secuencia de pelea cuerpo a cuerpo, Brainiac consigue agarrar a Superman con sus tentáculos y lanzarlo lo más lejos posible. El hombre de acero sale despedido. Lo vemos impactar contra una montaña y causar un pequeño terremoto al caer, prácticamente fue convertido en un meteoro. Se levanta del cráter, con heridas y tajos abiertos, ya casi no tiene capa, pero eso no lo detiene. Y se lanza como un misil contra Brainiac, quien trata de regresar a Metropolis. Brainiac se desplaza arrastrando nubes y provocando rayos y truenos, entonces Superman llega a toda velocidad, pero Brainiac ya había previsto este contraataque y usa uno de sus tentáculos para como látigo para repeler a Kal y usar su velocidad en su contra con un efecto elástico. Superman salta despedido, como un guijarro hacia el cielo y es sacado de órbita terrestre, quedando atontado flotando sobre la curva de nuestro planeta.

En el espacio, Superman recobra el concimiento. Y desde allí observa lo que ocurre, como la nave se acerca más y más a la ciudad y entonces que ya no hay más. Se mira, ve que su traje está roto, la capa solo es un par de jirones rojos, está mal herido, débil, incluso sangra, pero el es SUPERMAN y eso es lo que vale. Se voltea hacia el sol, ahora sin el filtro del aire y se deja cargar. Vemos que se cura, que sus rasguños se cierran (como Wolverine). Debe sentirse el poder, luego empuña sus manos y se deja caer en picada. A medida que cae va girando hasta convertirse en un espiral de fuerza imparable. Aquí debería hacerse un efecto de cámara interesante, un primerísimo plano de Superman girando como un tornado de furia hacia nosotros, de pronto la imagen del héroe queda fija y es el fondo lo que gira. Vemos en un primerísimo plano, el rostro enfurecido de Kal y como sus ojos se incendian. Y al hacerlo todo el fondo parece incendiarse.

El cielo, ¿el mundo entero!, retumba cuando Superman ingresa en la atmósfera, es una bola de fuego, rompe ¡5…. 6… 7 veces la velocidad del sonido! Es un poder absoluto y desatado y así atraviesa a Brainiac, como una bala mortal del más duro acero del universo.

Superman ingresa al gran cerebro de Brainiac y en su interior lucha contra cables y tecnologías, además de las cabezas de miles de Brainiac que dentro de la “nave” piensan como unidad, como una colmena. Y finalmente logra desactivar a su gran enemigo, quien trata de convencerlo de que no lo haga, que si lo destruye no quedará nada del legado de su mundo natal. Es la escena tentación, a lo Lucifer-Cristo en el desierto.

SUPERMAN: “Te equivocas, Brainiac, Krypton no perecerá porque yo soy Krypton. Y esta, la Tierra, es mi mundo natal”.

Finalmente Superman apaga al leviatán. Luego la toma de los tentáculos, lo hace girar cada vez mas fuerte (muy escena de dibujo animado) y lo arroja al vacío del cosmos.

Brainiac destrozado escapa del sistema terráqueo y se pierde en el espacio profundo

Cae la tarde en Metropolis y el apocalípsis parece haber terminado. Perry White ve el horizonte y sonríe. Mientras Superman sobrevuela el caos y trata de reparar algunas cosas. Escena antológica, recoge el globo del Planet, lo instala en lo alto del edificio, lo repara y lo suelda a su base móvil. La gente aplaude. Todo es felicidad. O algo parecido a ésta.

Superman regresa al Polo Norte y encuentra la fortaleza vacía. Los Brainiac han desaparecido pero dejaron todo tal cual estaba, incluida la ciudad de Kandor en la “botella”. Superman mira el lugar y tal vez piensa que puede ser una buena base de operaciones. Luego sale y sella todo con una enorme llave de hielo en forma de “S”. Es primera vez que vemos la Fortaleza desde fuera, no es la construcción megalítica de cristales de la versión Donner en adelante, sino una especie de domo oculto entre la nieve, ahora con el escudo de Superman a modo de puerta. El héroe ve que todo esta bien y se eleva al cielo.

Elipsis de tiempo.

Vemos una portada del Metropolis Daily Star. Dice “Superman: le dimos la espalda, él casi nos da su vida”. La gente comenta con alegría la victoria de la maravilla voladora. Vemos el horizonte de la ciudad. Grúas gigantescas con el logo de LexCorp reconstruyen lo destruido. La cámara se va hasta la torre de LexCenter, a la cual le falta la parte superior. En lo más alto, y al aire libre, Lex observa su ciudad, Tess está a su lado.

TESS: “Estimamos que en año y medio, Metropolis estará mejor que antes de la invasión. Tus índices de popularidad subieron mucho Lex. Te llaman el segundo salvador del mundo”.
LEX: “Ese es el problema, Tess, ser segundo. Eso, y que Superman no esté bajo mi control”.
TESS: “Tal vez debas inyectarte superpoderes. O construirte un súpertraje”.
LEX: “No, hay otra forma de estar por encima del extraterrestre. Necesito que hagas unos llamados, quiero una reunión urgente con mis asesores políticos”.
TESS: “Te decidiste a ir por la alcaldía de Metropolis”.
LEX: “Querida, estoy pensando en algo más grande. Mucho más grande”.

TESS va saliendo de la habitación.

LEX: “Espera”
TESS: “Dime”
LEX: “Toma. Llama al PROFESOR HAMILTON de STAR LABS y llévale esto, lo está esperando. Necesito saber si pueden duplicar el mineral de la bala, que no se fije en gastos”

Y le entrega una caja transparente, con la última de las balas de kriptonita del revólver de CORBEN.

Tess camina en primer plano hacia nosotros, antes de salir del plano, sonríe. Tres nodos de Brainiac brillan en su frente y luego desaparecen.

Lois ingresa feliz a la redacción del Planeta. Lleva un grabador en la mano. Entra al privado de Perry. Le pide que detenga las prensas de la edición vespertina, que lo ha conseguido, dos horas de conversación personal con Superman, “en esta grabadora tengo la verdad del Hombre de Acero”. Pero Perry sonríe y le arroja el primer ejemplar de la edición de la tarde del Daily Planet.

PERRY: “Te ganaron Lois, a veces hasta los mejores pierden. Mira, el muchacho se ganó su puesto en el Planet. Y sabes, creo que harías un buen equipo con él”.

Lois mira la portada del diario. “SUPERMAN EN PRIMERA PERSONA. Entrevista exclusiva, por Clark Kent”

Lois dice, “hijo de puta” y va a su escritorio con el diario en la mano. Está furiosa. Mira la foto de Superman en la portada y toma un plumón para rayarlo. Y lo primero que hace es pintarle anteojos. Y no puede creer lo que ve. Va donde Jimmy y le roba el ejemplar de la novela de Kent (Bajo un sol amarillo). Mira la foto al reverso y sonríe. “Pensaste que me la ibas a ganar, Superman”.

Lois baja de un taxi en un barrio residencial de Metropolis. Reconocemos el lugar, es fuera del edificio donde vive Clark. Lois toca la puerta del departamento, abre Clark.

CLARK: “Lois, tu acá”.
LOIS: “Mira niño lindo si pensaste que…”

Pero alguien la interrumpe, alguien dentro del apartamento de Clark. Es una pelirroja bellísima, ojos verdes, casi una modelo de pasarela. Lois es sexy, pero la pelirroja es una muñeca. Lleva puesta la camiseta deportiva de Clark, la que Lois encontró en su closet, De fútbol americano, con el escudo de de Smallville High. Es LANA LANG.

LANA: “¿Quien es, Clark…?”

Y estamos ante el triángulo del siglo.

CLARK: “Lana, ella es Lois Lane, ya te he hablado de ella. Lois, ella es Lana Lang, mi novia.

Las dos mujeres se saludan, Lana los deja, “para que puedan conversar”.

CLARK: “¿Quieres pasar?
LOIS: “No, yo. Ya tendremos tiempo para conversar Smallville. Por cierto, linda chica. Y, bienvenido a Daily Planet”.

Y Lois se retira, Clark sonríe.

Clark cierra la puerta y va con Lana, la besa en el cuello.

LANA: “Ella no esperó encontrarme acá. No me dijiste que Lois Lane era tan guapa, yo me esperaba a una anteojuda devora libros, con feo cabello y mal gusto para vestirse”.
CLARK: “¿Celosa?”
LANA: “Si estuviera celosa de ti, tendría que estarlo del mundo entero no”

Entonces algo llama la atención de Clark, como si hubiese escuchado algo.

LANA: “Ok, ¿qué escuchaste ahora?”
CLARK: “Ya sabes, es mi trabajo”
LANA: “Adelante Superman”

Clark se abre la polera que lleva puesta y aparece la “S” en su pecho. Luego un relámpago azul y rojo sale a través de la ventana del departamento. Lana sonríe.

En la calle, mientras camina hacia su casa, Lois Lane también escucha el ruido de Superman. Y ve el relámpago azul y rojo

LOIS: “A luchar por la justicia”.

Superman esta detenido en lo alto, junto a un gran edificio de Metropolis. La cámara gira alrededor suyo. Busca algo, parece encontrarlo. Aprieta sus puños y sale disparado, dejando un agujero en una nube que atraviesa

Corte.

El espacio. El espacio profundo. La derruida Brainiac/Nave es ensombrecida por una nave aun más grande. La cámara se aleja. Es una gigantesca ESTACION ORBITAL CON FORMA DE CALAVERA. Es algo así como la Estrella de la Muerte de Star Wars pero con rostro. Todo gigantesco, desproporcionado, un planetoide calavérico que vaga por el espacio profundo.

La Brainiac/Nave es depositada dentro de un gigantesco hangar, de dimensiones kilométricas (como si el interior de la Estación Orbital fuera hueco). A través de un dañado agujero de la nave aparecen moribundos y arrastrándose varios Brainiac/Superman. Reptan un par de metros y ¿mueren?

Tres Brainiac tipo esqueleto, como el del cómic clásico se acercan a la gigantescas ruinas de la Brainiac/Nave y a los Brainiac/Superman muertos y los miran, como examinándolos.

BRAINIAC/ESQUELETO 1: “Es sólo una derrota, no debemos permitir que esto acabe con la misión”
BRAINIAC/ESQUELETO 2: “No hay nada más importante que la misión”

Entonces todo el fondo del hangar se transforma en una especie de gran pantalla tipo IMAX. En la cual se ve el horizonte de un mundo en llamas, de cielos permanentemente rojos. Y parado al frente, contemplando el horror, una especie de gigante oscuro de espaldas a la cámara. Nos acercamos a él. Voltea hacia nosotros. De sus rasgos solo vemos sus ojos rojos. Habla. Es DARKSEID.

DARKSEID: “Más ahora que al fin la hemos encontrado".
BRANIAC/ESQUELETO 1: "¿Acaso La Ecuación de Antivida está en la Tierra, milord?"
DARKSEID: "No, Brainiac, la Ecuación de Antivida, ES LA TIERRA"

FIN

A NEGRO

CREDITOS

Después de unos segundos de créditos, hay interferencia. Y entramos a una escena oculta. Una gran caverna húmeda, al fondo vemos una pared de monitores de computador, además de mucha alta tecnología. Es la BATCAVE. ALFRED (Michael Caine) se acerca a quien esta frente a los computadores. Vemos que en todas las pantallas hay imágenes de Superman.

ALFRED: “Celoso señor. Acaso le gustaría volar sin usar sus juguetes”

Y vemos a BATMAN. En realidad a BRUCE WAYNE (Christian Bale) con el traje, pero sin la máscara.

BRUCE: “No es eso, Alfred. Me preocupa lo que él pueda acarrear”.
ALFRED: “Comos sus freaks de Gotham”.
BRUCE: “No, él no traerá criminales, sino amenazas globales, contra las cuales no podremos pelear solos”.
ALFRED: “Piensa asociarse con Superman”.
BRUCE: “Preferiría controlarlo, vigilarlo”.
ALFRED: “Como ha hecho con Luthor y sus supuestos tratos de negocios. A este paso WayneCorp deberá mudar su base de operaciones a Metropolis”.
BRUCE: “No estoy pensando en Metropolis, Alfred. Con Superman hay que investigar más profundo, sus orígenes, sus debilidades. ¿Sabes si WayneCorp tiene actividades en el medioeste”.
ALFRED: “El medioeste es muy grande señor”.
BRUCE: “En Kansas, Alfred. En Smallville, Kansas”

A NEGRO

Y continúan los créditos

THE END

Etiquetas: ,

2 Comentarios:

A la/s 9:58 p. m., Blogger José Manuel dijo...

oooooooh :|
pucha, debo confesar que le perdí el hilo a esta historia por la mitad... de todos modos, de lo que leí, me pareció buenisimo!
y, ahora, leyendo el final..uta, quedé en shock!! XD..

el vínculo que haces con el mundo de batman es brillante...nada menos.
Pucha! que los productores se den vueltas por fortegaverso!! xD
quiero ver esto en la pantalla grande.

Saludos!!

 
A la/s 10:04 a. m., Blogger juan dijo...

Hola,
leí esta historia completa. Fui unos de los que reaccionó cabizbajo cuando dijiste que no la ibas a continuar, puesto me había enganchado con la historia. Creaste una atmósfera muy adictiva, un Smallville mas inteligente. Creaste un clark que era cualquier cosa menos el Clark inocente y hasta tonto de los 80.

Pero debo decír que al final la historia fue decayendo, quizás por el afan de recrear el universo de Superman casi sin dejar cosas afuera, entre homenajes y guiños ñoños siento que el trasfondo de todo se fue un rato de paseo y no volvió.

También entiendo que tuviste que resumir y aplicar poder de síntesis a la historia para terminarla y no dejarnos botados.

Te agradezco que la hayas terminado, suerte en todo.

 

Publicar un comentario

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal