FORTEGAVERSO: YGRIEGA (Cap.13)

domingo, abril 20, 2008

YGRIEGA (Cap.13)


Miré el último mail de mi jefe y traté de ponerme en su lugar, confiando en un pendejo extraño un secreto que podría costarle su vida familiar y pública. Histérico porque sabe que el mamón a quien le está pagando conoce más de lo que confiesa, porque está seguro que no ha guardado el secreto como lo prometió y que un montón de otras almas que caminan por la ciudad sabe que tuvo una aventura con una puta llamada Igriega.
Metí el CD-Rom que hizo mi socia y mejor amiga al lector, había tres archivos. Un documento de texto y una planilla de cálculo con la descripción detallada y ejemplificada de la nueva aplicación a montar en el sistema de correos. Un archivo HTML con el prototipo de la aplicación y un tercero, mucho más pesado que los anteriores, también HTML, con el programa completo, terminado y listo para hacer copy y paste. Trasladé el archivo de texto sobre el escritorio y luego creé en la intranet de la empresa un mini sitio, al cual nombré aplic1. Clickeé el más liviano de los archivos de red enviados por mi socia, select all, copy y luego paste en la ventana virgen. Guardé y achiqué la ventana sin cerrarla. Saqué el disco y lo guardé bajo llave en mi cajonera,

To: desarrollo4@enrednet.cl
From: one@enrednet.cl
Subject: RE: re: Igriega
Ese es el problema, desapareció. En todo caso no creo que demore mucho en encontrarlo. Llevo dos días rastreándolo y creo que puedo tener novedades para el miércoles o el jueves.


Tomé mi celular y marqué el número de mi socia y mejor amiga.
-Aló-, grité. Iba arriba de un auto o de una micro porque se escucha mucho ruido externo. –Aló-, repetí, -recibí tu mail. ¿Qué pasa?
-Nada, una tontera. Viste el disco.
-Si.
-And?
-Todo bien, en la semana te hago el depósito. ¿Eso es todo?
-No. Espera. Hace mucho ruido, ni siquiera puedo oirte, me bajo de la micro y te devuelvo el llamado. No escucho nada.
-…
-…


To: one@enrednet.cl
From: desarrollo4@enrednet.cl
Subject: RE: re: Igriega
Ok, pero avísame cualquier novedad. Y si necesitas equipo más potente usa el de la empresa. Cualquier problema con el gerente de tu área me avisas, yo me arreglo. Te voy a mandar mi número de acceso para que bloquees el firewall en tu equipo y puedas bajar lo que necesites.

Atrasado my boss, desde el primer día que me senté acá tengo roto el bloqueo. Abrí un nuevo correo y le envié al gerente de mi área el link con aplic1. Mi socia y mejor amiga demoró menos de dos minutos en regresarme el llamado, ahora se escuchaba bien, sin ruidos ni nada que molestara desde afuera.
-¿Dónde estás?-, le pregunté.
-En mitad de una plaza.
-¿Dónde?
-Que te importa peñi, te pareces a la maraca de mi hermana preguntando por todo, está haciéndote mal acostarte con ella.
-¿Por qué? ¿Estás celosa?
-Huevas.
-No le digas más maraca a mi novia, al menos no delante de mío
-¿Te la culiaste recién que andas tan galante?
-…
-Sabía.
-Filo, what happened?.
-Igriega.

To: desarrollo4@enrednet.cl
From: one@enrednet.cl
Subject: RE: re: Igriega
Descuide, así fue el trato, no se preocupe. Hay otra cosa más. Una hipótesis que no hemos barajado. De hecho yo me inclino por esa. Tal vez Igriega se suicidó y lo de los mails fue parte del plan. Quizás lo venía pensado desde hace tiempo y se tomó la molestia de escribir una especie de diario de vida que luego dividió en fragmentos y formateó como mensajes de correo electrónico. Después los programó con fecha y dejó que Outlook se encargara del resto. Puede hacerse, no tiene nada del otro mundo. Averigüé que los correos póstumos de suicidas no son tan inusuales, han escrito reportajes y sacado estadísticas al respecto.

-¿Qué onda?-, me dice desde alguna plaza de Temuco.
-¿Que onda, qué?
-Tu puh huevon, que hablas como volado, no me estás ni escuchando.
-Nada, estaba mandándole un mail...
-¿A tu Jefe?
-Yep... Me estaba preguntando si había averiguado algo.
-¿Qué le contestaste?
-Nada, que estaba intentando encontrar al webmaster, que esa era la forma más directa de descubrir que chucha estaba pasando.
-Eso no más.
-¿Qué más quieres que le dijera?
-¿Por qué hablas tan bajo?
-Porque estoy en la oficina, rodeado de orejas y sapos...
-Vale... ¿Qué más le dijiste?
-¿Por qué tendría que haberle dicho algo...
-Porque te conozco...
-...
-...
-Lo del suicidio y los mail póstumos…
-Huevón, te dije que no se la soltaras, eres muy idiota. ¿Y que te respondió?
-Nada.... no yet


To: one@enrednet.cl
From: desarrollo4@enrednet.cl
Subject: RE: re: Igriega
No lo creo, ella jamás se habría suicidado. En fin, todo es muy interesante pero aun no me tienes nada concreto. No estiremos mucho la cuerda. En fin, tengo que trabajar y supongo que tu también. Cualquier cosa sabes donde hallarme.

-Respondió.
-¿Quién?
-¿Quién va a ser?.
-¿Qué dice?
-Que ella jamás se habría suicidado.
-…
-…
-Si él lo dice-, dudó. -Pregúntale cual era el grupo favorito de Igriega.
-¿Por qué?
-Hazlo, de ahí te cuento.

To: desarrollo4@enrednet.cl
From: one@enrednet.cl
Subject: Otra cosa
Una pregunta, ¿cuál era la banda favorita de Igriega?

-Lo hice.
-Excelente.
-Why?
-Porque encontré algo común en todos los mails…
-¿Entraste?
-Yes, espera, deja sentarme, se me desabrochó una zapatilla. No hagas tanto escándalo, como si no supieras que iba a entrar, además fue fácil. Con los datos que me diste me vastó, very fast, to much easy... Para ser dueño de una empresa punto com, tu jefe no tiene idea de lo que es un buen password… en fin. Revisé todos los correos de la perra y encontré algo que se repite en cada mensajes, letras de canciones de Depeche Mode…

To: one@enrednet.cl
From: desarrollo4@enrednet.cl
Subject: RE: Otra cosa
No sé. ¿Por qué?

-Me dijo que no sabía y me pregunta por qué.
-Dile lo que encontraste. Tal vez te suelte algo.
-¿Qué?
-Lo que acabo de decirte, que encontraste canciones de Depeche Mode en los mail que te reenvió. No vas a ser tan huevón de decirle que hackeaste su cuenta y los leíste todos.

To: desarrollo4@enrednet.cl
From: one@enrednet.cl
Subject: RE: Otra cosa
En los mails que me forwardeó, encontré letras de canciones de Depeche Mode, pensé que tal vez podría significar algo.


-Me carga Depeche Mode.
-Son la raja.
-Grupo para maricas, sin ofender…
-Me ofendo de tu limitación mental. Depeche Mode es la raja, no como tus cagadas de rock progresivo. En fin, supongo que si no es el grupo favorito de la perra…
-¿Qué?
-Nada…
-¿Cómo que nada?
-Nada…

To: one@enrednet.cl
From: desarrollo4@enrednet.cl
Subject: RE: Re: Otra cosa
No se, nunca había escuchado hablar de ese grupo.

-Me dice que nunca ha oído hablar de Depeche Mode.
-Será...
-¿Y?
-¿Y qué quieres que te diga? No se nada más salvo que algo debe significar, nadie pone letras de un solo grupo por nada. Tal vez sea un mensaje, tal vez... no sé. Voy a ver que más puedo averiguar. Sería positivo que nos juntáramos.
-A la noche voy por tu casa, tu hermana me invitó a comer.
-A comer le dice ahora. En fin, allá nos vemos... see you maraco.
-Chau-, colgué.
El gerente de mi área me devolvió un Ok, supongo que aplic1 lo dejó conforme. La webcam ha demorado más de lo habitual en descargarse, la demanda ha de ser gigante.


CUANDO EL SOL DESAPARECE, TEMUCO se convierte en el mejor cuadro impresionista de Chile. Eso dijo un pintor de apellido alemán que ahora es consejal por el Partido Nacional y por algún inexplicable motivo se me quedó grabado, como si fuera la frase definitiva de la mejor película que he visto. En fin. Rojo, anaranjado y amarillo. Los colores del verano, lo campos quemándose alrededor de la ciudad y la polución construyen un soporte perfecto de humo y mugre, supongo que a eso se refería el ex artista local, hoy político.
Al saltar de la micro estuve a punto de ensartarme contra un pendejo y su bicicleta. Reconocí el modelo, una PM 40 de Redline, una maravilla de aluminio que cuesta más que la camioneta de mi madre. Me encantan las bicicletas, sobre todo las que hacen ahora: estilizadas e inteligentes. Si hubiera sido bueno para el diseño me habría metido al negocio de los pedales, dedicado mi vida al desarrollo de la máquina perfecta. Tal vez me hubiera ido bien.
El barrio Maquehue, al sur del río Cautín, por encima de la ciudad, siempre está poblado de bicicletas caras. También de autos, motocicletas, mascotas peludas, ropas y casas pintadas de blanco, levantadas donde antes estuvo el aeropuerto de Temuco. Todo es regular, bonito y verde, como sacado de esas películas antiguas que mamá sabe encontrar en las horas más insólitas en el cable. Sino fuera por las llamas parecería otra sitio, algo así como el suburbio de la ciudad más linda del mundo.

Etiquetas:

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal