FORTEGAVERSO: TRANSFIGURACIONES Nº 8

jueves, julio 10, 2008

TRANSFIGURACIONES Nº 8


Ya esta online y con cuento de este pechito. Pueden descargar el brillo aquí.
y para calentar motores un parrafito de adelanto


EL ACEITE TANIEN SANGRA (EXTRACTO)

Los Su-35 rodearon al avión y tras indicar a la base que se trataba de tráfico inusual, abrieron comunicación con el piloto para indicarle que lo escoltarían. No hubo respuesta. Trueno 1 y 2, los dos Su-27, alistaron sus armas y se pegaron a las colas del enorme Mig-25.
Cerca y en estado de completa invisibilidad al radar, un avión tanque IL-78 Midas, con cola en “T” también ingresó al custodiado sector D. Nadie lo advirtió, como tampoco nadie notó que en una de las más apartadas instalaciones de Yaroslav Skarko un tanque T-90 encendió sus motores, sin tener un solo tripulante dentro.
Escoltado por dos Su-35, el Mig-25 hizo dos pasadas sobre la pista, sin mostrar intención de bajar el tren de aterrizaje. Desde la torre de control, la orden fue directa: o el avión bajaba o lo bajaban. Los sistemas antiaéreos de las instalaciones estaban listos y apuntando al inusual visitante.
-Hay otro problema –interrumpió un joven suboficial, tras un panel de computadores.
-Diga, soldado –habló su superior.
-Según la matricula de ese MiG-25, el avión se estrelló hace doce años en unas operaciones en el mar báltico.
Jodida madre Rusa, alcanzó a pensar el jefe de la torre, recordando los informes del confuso incidente de la base norteamericana de Qatar hace unos años.
Ya era demasiado tarde.
Antes de que una de las torres antiaéreas abriera fuego, antes de que uno de los Su-35 despachara uno de sus misiles contra el intruso, el MiG-25 bajo hasta casi rozar la loza de la pista y se dirigió a velocidad de colisión contra un inesperado tanque T-90 que surgió destruyendo todo a su avance, ante el horror y el desconcierto de los soldados presentes. Y entonces el MiG y el tanque chocaron, uno contra otro, de frente. 400 kilómetros por hora contra 70. Pero no hubo explosión, ni latas saltando, todo lo contrario. Avanzados sistemas nanotecnológicos demoraron exactos tres segundos en enlazar las estructuras mecánicas y metálicas de ambas naves de guerra para dar forma a una figura ligeramente arácnida que se levantó, giró y abrió hasta adquirir un aspecto más antropomórfico de casi trinta metros de alto. Y cuando las piernas levantaron el torso y los brazos del tanque unido al avión, la cabeza del Decepticon conocido como Blitzwing apareció entre lo que segundos antes eran las tomas de aire de un MiG-25.
Y Blitzwing sonrió. Luego activó su cañón frontal y comenzó la carnicería.

Etiquetas: , , , ,

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal