FORTEGAVERSO

martes, marzo 07, 2006

STARSAILOR VERSION 3.0.

Gustitos gentileza de Rolling Stone, escribir de las bandas que a uno le gustan. Esta es la versión completa del comentario a ON THE OUTSIDE, el más reciente trabajo de estos navegantes estelares made in England.

Publicado en Rolling Stone Chile, Marzo 2006.


Starsailor, "On the Outside". La tercera (casi) es la vencida
3 estrellas


Starsailor es una banda malcriada. No es su culpa, la mayoría de los grupos de su generación traen de mochila esta mal crianza, la de ser levantados, en su debut, como la nueva gran esperanza blanca de la música británica. Con una herencia que va desde los Beatles hasta los Smith y publicaciones hiperventiladas como NME y Q, hacer pop en Inglaterra es un trabajo duro. Y no sólo por una cuestión de esfuerzo y trabajo, sino también de egos. Bandas como Oasis y Radiohead se lo creyeron y ahí se quedaron, anquilosadas de tanto mirarse al ombligo.

Epítetos como la “nueva mejor banda británica desde…”, “los nuevos…” sobreabundaron para James Walsh (voz y guitarra) y compañía en su debut del 2002, con el nostálgico Love is Here. Mismos que se estiraron al 2004, cuando el sobre producido segundo disco, y hasta ahora su mejor placa, Silence is Easy debutó en las listas, en esa ocasión acompañados de la mano de Phil Spector. Una voz con personalidad, una perfecta maquinaria rítmica de bajo y batería, murallas de teclados y orquestaciones de cuerdas y vientos alzaron a Starsailor como la respuesta más barroca al pop inglés desde que a Jeff Lynne se le ocurrió meter violines y chelos a ELO en 1971. Música para hombres tristes, la vereda era la misma que Travis, Muse y tantos otros, su diferencia estaba en el detalle del sinfonismo, lástima que la manzana más gorda no fuera para ellos, sino para sus colegas de Coldplay, que desde entonces han ensombrecido a cuanto músico “llorón” ha salido de las tierras del rey Arturo.

On the Outside, el tercer trabajo de estudio de Starsailor, marca un quiebre en el sonido de la banda. Se mantienen los elementos anteriormente mencionados, pero baja el barroquismo y el sonido deja de ser intimista y lánguido para sonar crudo y potente, como banda americana en la senda de Wilco, con un pie en el folk y otro en el llamado sonido space. Y es en esta mezcla donde el disco no termina por cuajar. Es verdad, hay momentos muy logrados, como “In the Crossfire”, el primer single; simplemente bellos, como “Jeremiah” o derechamente gloriosos, como “Counterfeit Life”. Pero hay otros, como “Get Out While You Can” que no sólo descolocan por su crudeza, sino por una letra llena de cursilerías y lugares comunes de la crítica social, postura que le sienta cómoda a bandas como U-2, pero que en Starsailor es demasiado ajena. Rob Schanapf, productor de Beck, quiso americanizar demasiado su sonido y con ello goleó en contra a una banda acostumbrada a nadar en mares definitivamente más fríos.

Out the Outside es un disco redondo, agradable y más que bien logrado, pero que en su autopista tropieza con tantos baches que en las restas no convence. Y lo que es peor aun, mantiene a Starsailor en el estatus de eterna promesa de “nueva mejor banda inglesa” que tanto mal le ha hecho a sus coterráneos.

4 Comentarios:

A la/s 11:24 a. m., Anonymous Anónimo dijo...

No puedo creer que hayas escrito "chelo".

Cello!

 
A la/s 1:12 p. m., Blogger F. Ortega dijo...

yo tampoco

 
A la/s 11:01 a. m., Anonymous Anónimo dijo...

Aunque...habiendo consultado recien el diccionario RAE.

PIDO DISCULPAS!

Efectivamente se escribe "chelo".

cello.
(Del lat. cingŭlum, ceñidor).
1. m. Aro con que se sujetan las duelas de las cubas, comportas, pipotes, etc.



chelo
(Acort.).
1. m. violonchelo.
2. com. violonchelista.

 
A la/s 11:44 p. m., Blogger .:: blackbird ::. dijo...

yo ando volando por escocia.

El último disco de "Belle and Sebastian" simplemente me mató.

Y con los Franz Ferdinand es imposible bajarse de la pelota.

Así no más...

Un abrazo gigante.
C.

 

Publicar un comentario

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal