FORTEGAVERSO

jueves, mayo 18, 2006

X-WEEK: Las Chicas
La proxima semana se estrena la tercera parte de las aventuras de mis mutantes favoritos. Y para ir calentando motores, publicauré en el blog una selección de X-artículos que fui publicando en diversos medios. O sea, fundamentalmente en Sobras. Aca una muestra. Un Chica Sobras dedicado al contudente arsenal femenino de la saga evolucionista.
Publicado en Sobras, el 2002
X-Girls

Las deudas hay que pagarlas, así que aprovechando el próximo estreno de “X-2”, o como es mejor conocida, “X-Men 2”, Ortega nos envió esta entrega doble de Chica Sobras con las dos mutantes que nos faltaban en la lista: La diosa Famke Jannsen y la infartante Rebecca Romijn Stamos. Para mutarse.


Dicen que uno crece cada vez que acepta sus fracasos, así que acá, delante de todos mis estimados pajeros quiero públicamente reconocer la victoria del maestro Adrien Brody (El Pianista) quien no contento con llevarse el Oscar al mejor actor este año, desposará en los próximos meses a la chica Sobras más emblemática en la historia de esta columna. Para ser exactos, la razón porque esta columna existe, mi personal debilidad, la señorita Eliza Dushku. No puedo hacerme el huevón, en verdad estoy como el pico, onda hecho mierda. ¿Por que ella, justo ella? O sea Brody podría haber escogido a cualquier otra mina del planeta, pero no, tenía justo que verla. La suerte de algunos, la envidia de otros. En fin, como sea, sinceras felicitaciones a Adrian y Eliza, que sean felices, tengas cabros chicos pícaros y sanos, una casa en Malibú, un departamento en el Upper East de Manhattan, autos caros y todo eso. Si por un buen tiempo no vuelven leer el nombre de Eliza Dushku en esta columna, no me culpen, uno muy pajero será, pero las penas del corazón en verdad duelen. Y no poco. Como dijo el jefe (Springsteen) en “Bobby Jean”, tremenda canción, “adiós y que te vaya bien”. Eso va para Eliza.
En fin pajeros, puta´h que son raros. Por meses me venían pidiendo a Sofía Vergara y cuando la hago, les da con que la mina es cuma y chanta. O sea, lo es. De eso no hay duda, pero ¿y? Yo siempre lo dije, no vengan ahora a darse vuelta la camisa con que prefieren minitas piolas y con onda. Antes me crucificaban porque le daba casi entero a esa clase de chicas y pedían tetas. Ahora les doy tetas y quieren onda. Rara la huevada. Filosofía del pajero supongo. Aprovecho de agradecer a quien me dio el dato de las fotos de María Elena Sweet, parece que la rubia emblemática de “Machos” ha hecho estragos en los corazones onanistas de Chile. Ella y ese descubrimiento de “Sexo con Amor”, llamado Javiera Diaz, exquisita. ¿Qué está pasando que de pronto nos estamos llenando de pendejas deliciosas y talentosas? Bien por nosotros, por todos en rigor, queremos más. Aprovecho de agradecer a todos los que me escribieron en la semana, buena onda. El otro día me reconocieron -que barsa suena decir “me reconocieron”, pero no encontré mejor palabra- unos huevones en una fiesta, me invitaron una cerveza y me dijeron que yo era la gran razón para meterse en Sobras, que esta columna les alegraba la vida. Bacán. Es como sentir que uno le hace bien a las personas. Una cosa más. Quiero escribir acerca de Jena Malone, la pendeja más hot del cine gringo, la nueva Anna Paquin. But, sólo he encontrado fotos de ella muy pendeja, nada de sus últimas películas, las que ha hecho post los 18 años. Así que malditos, sabré agradecer cualquier coordenada con fotos más recientes de esta new goddess. Una última cosa. Pampita. AKA, Carolina Ardohain ya viene, dejen de hinchar tanto con la mina. Ok, está como quiere, pero tampoco tannto, sigo quedándome con Dolores.
Y la chica de esta semana. En realidad las chicas, son:
Hace rato tenemos una deuda pendiente con esta dupla. Tres años atrás, cuando la lista de más arriba tenía solo 4 nombres, subí una columna dedicada a Anna Paquin, de como la había (habíamos) redescubierto en “X-Men”. Su participación luego en “Casi Famoso” no hizo más que afirmarnos que estábamos frente a una nueva diosa. Como sea, en ese comentario tiramos además líneas sobre que “X-Men” era una película que no sólo iba a pasar a la historia como una digna adaptación de un cómic, sino como una de las conjunciones filmicas más aplaudibles de minas ricas. Era cosa de sumar: Anna, Halle, Rebbeca y Famke. Con el tiempo hablamos de Halle Berry, pero Rebbeca y Famke quedaron guardadas. Así que en honor a la justicia. Y a lo fuerrte que están. Y a que “X-2” ya se nos viene, con ustedes, un par de mutantes de lujo. La modelo holandesa y la californiana.

· Famke Jannsen: SHE IS lo máximo. No sólo tiene un nombre la raja, que parece sacado de valkiria de cuento escandinavo, sino que además lo parece. Si todas las minas llegan a los treinta y tantos como ella, bendito sea el Señor y toda su corte celestial. Es que la Jannsen lo tiene todo. Belleza, clase, elegancia, distinción y una presencia que te hace recagar. Ok, reconozco que tiene cara de pesada y que en efecto, a todas luces, debe ser un plomo, onda diva. ¿Pero y? Esta es una crítica de mina, me paso por la raja su comportamiento, me interesa lo rica que es. Sólo eso. La gracia de Famke es que ella no es simplemente una mina exquisita. No tiene curvas abundantes, ni cara de caliente, ni un poto parado. Es la antítesis completa del modelo Playboy, pero puta`h que tiene onda esta mujer. Una vez una amiga me dijo que ella (Famke, obvio) era demasiado bella. Es que esta ex modelo tiene esa virtud. la de ser una mina que le gusta tanto a los huevetas como a las chicas. Ellas la encuentran top, una especie de modelo a seguir. Buehhh… Este mundo sería maravilloso si todas las minas quisieran y fueran como ella. El problema es que Famke no es precisamente imitable, ya que no es una golfilla de cuerpo, sino de cara. Me explico. Cualquier flaca alta puede aprender a tener la clase y el garbo de la Jannsen, incluso a caminar con su forma, pero de ahí a tener su cara . Eso es imposible. Es que sólo mírenla. Famke tiene un rostro extraño, tan extraño como su nombre, único. No sólo es bonito, sino además extraño, perturbador, enigmático, como de otro tiempo. Su elegancia es extraterrestre, genéticamente superior, de ahí a que resultara brillante su elección para cubrir a la exquisita Jean Grey de los adictivos “Uncanny X-Men”. Vale acepto que en rigor no se parecía mucho a la Jean de los comics, ¿pero que mina se lo parece? Las perritas dibujadas son ideales de los dibujantes, en el mundo real nunca vamos a encontrar a una mina así. Lo más cercano a la perfección está en el modelo Famke Jannsen. Esta holandesa de 33 años ha sido nombrada cuatro veces entre las cincuenta personas más hermosas del mundo por la revista “People” y además de actriz es licenciada en literatura comparada por la Universidad de Columbia. No sé a ustedes, pero a mi eso me parece groso. Su nombre significa “niña pequeña” lo que es raro en una hembra que mide casi un metro ochenta y que debe mandarse a hacer zapatos especiales. O sea es un camión. Obvio, sino no hubiera tenido la exitosa carrera de modelo que la hizo famosa en Europa y que la llevó a encarnar a la perrísima Xenia Onatopp en “Goldeneye”, tal vez la mejor Chica Bond de los últimos tiempos. Xenia era pérfida, mala, sado, por eso pasó a la historia. Mientras los huevas y masivos babean por Halle o Denise Richards, los realmente seguidores de Bond sabemos que Famke es realmente la única que la ha llevado.

· Rebecca Romijn Stamos: Esta rubia de 29 años, cover girl de casi todas las revistas del planeta, top model mayúscula, tiene un solo problema: John Stamos. ¿O sea? Vale, nadie le pide a una modelo que sea especialmente inteligente, ¿pero de ahí a casarse con John Stamos, ese bodoque con cara de galán latino que aparece en la serie más mamona de la historia de la TV gringa con un personaje que se llama, “Tio Jesse”?. En fin. Hasta los Ovnis son más fáciles de explicar que la razón de por qué este monumento a la belleza femenina le dio el “sí” a una papa tan frita como el tal Stamos. El momento en que Rebecca Romijn fue “Stamoiciada” pasará a la historia como uno de los instantes más inicuos de la historia contemporánea de la paja. Un segundo de silencio. (…..) Sigamos. Esta rubia de ascendencia rumana, zurda y que se llevó el título a la mujer del año de la revista “GQ” en 1997 es literalmente un sueño. Tiene LA cara, LOS ojos, EL pelo, EL pellejo, LA onda, El culo, LAS tetas y de postre es simpática. La diosa Heidi Klum la definió como la top model más buena onda del circuito, una mina que se va de cervezas con sus amigos con la misma naturalidad con la que desfila para Victoria Secrets o posa para la portada de la edición “swimsuit” de “Sports Illustrated”. En verdad, con esos antecedentes, yo de tenerla enfrente mío en lugar de intentar tirarle los cortes, le pego un balazo. Le haría bien al planeta liberando a los hombres de la existencia de esta obra maestra de la genética gringa. “Maxim” (para la cual ha sido 3 veces cover girl) la definió mejor que nadie, Rebecca es simplemente “la mina demasiado”. Y aunque en rigor ni idea que quisieron decir, me compro lo de demasiado, porque este bombón es literalmente demasiado (valga la triple redundancia). Una muñeca. Es la “California Dream Barbie” de carne y hueso. Con esa presencia y ese cuerazo, le perdonamos cualquier cosa, incluso que se presente en público de la mano de un bodoque como John Stamos. En serio Rebecca, y no te lo mando a decir con nadie, cualquiera de nosotros tiene más onda que tu marido. En fin, supongo que no tenemos las lucas y eso en tu circuito es re importante. Por eso -aunque suene patético- nos conformamos con mirarte en las portadas e interiores de las revistas, pintada de azul como la "mutie" Raven Darkholme, AKA Mistyque, en “X-Men” o bañándote en pelotas frente a los ojos desorbitados de Antonio Banderas en la esperada (sólo para verte), “Femme Fatale”. Una vez en "E!", el bodoque esposo de nuestra rubia favorita dijo que para él, Rebecca era la mujer perfecta. ¿La razón? Entre otros lugares comunes porque se veía tan bien vestida como en pelotas. ¿Qué onda? ¿El cielo es azul? ¿Después del lunes viene el martes? La huevada es como obvia, es cosa de verla. La Romijn es material genético clase A, de esas hembras que se ven diosas hasta con una polera ñoña de los Transformers. ¿En bolas? Bueno eso es más personal. Digamos que es cosa de cerrar los ojos y pasarnos películas, imaginarnos que con la lengua exploramos su metro ochenta de privilegiadas formas y que sobamos esas tetas que parecen imposibles mientras de alguna onanista manera intentamos explorar sus encantos más húmedos y profundo. Sería todo. Y descansen pajeros, donde quiera que estén.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal