FORTEGAVERSO: MIS MONSTRUOS FAVORITOS

lunes, octubre 16, 2006

MIS MONSTRUOS FAVORITOS


Ojo. estos no son humanoides, ni muertos vivos. Esos no entran en esta categoría. Mis monstruos favoritos son bestias, generalmente antidiluvianas -amo esa palabra- emparentadas con los dinosaurios y con una estatura mínima de 6 metros.


  1. La Garra Gigante (1957): Este bicho horroroso –ver la foto- es lejos mi monstruo favorito. Un pajarraco prehistórico del tamaño de un buque de guerra, revivido por unos extraterrestres con el objeto de destruir a la humanidad. La bestia volaba a la velocidad del sonido, comía aviones y trenes, destruía el Empire State y el edificio de la ONU en Manhattan. Y de yapa posee un campo de fuerza que la protege. El lema del filme era un exagerado… ¡Oh la humanidad…!. La película la vi en blanco y negro, una sola vez en Tardes de Cine cuando yo debía tener entre 5 y/o 7 años y nunca la olvidé. Al día siguiente corrí a una librería local de Victoria a comprar un Archeopterix de plástico El final es de antología, con una gran garra asomado del río Hudson. Ojo, la cinta es norteamericana, no japonesa como algunos creen y también existe con el nombre de La Carcaña. Nunca he querido verla de nuevo, por temor a que el gran monstruo de mi infancia sea un fiasco. Si en el bienaventurado You Tube escriben el tópico The Giant Claw encontraran el trailer y un par de escenas.
  2. Gwangi. De El valle de Gwangi (1969). La primera vez que ví esta película fue junto a mi padre un domingo en la tarde por canal 7, la tradujeron como El valle de los Dinosaurios, al año siguiente –TVN la repitió sagradamente año tras año, hasta que el 85 u 86 simplemente desapareció de la parrilla-, reapareció con el bastante más fiel El valle de Gwangi. El nombre propio del título corresponde al apelativo que los gitanos del norte de México le daban al Allosaurio que reinaba en un valle perdido en el desierto –una especie de cañón del colorado lleno de saurios-.. El bicho es capturado por unos vaqueros (el filme es el único crossover entre western y dinosaurios de la historia del cine) y llevado a un circo en la ciudad de Cuenca, donde escapa, lucha contra un Elefante africano y es encerrado y quemado dentro de una catedral en un final apoteósico, tan lastimero como King Kong. Los aullidos de dolor del terópodo en verdad impactan. Ojo, en el filme también aparece un Iguanodonte, un Pteranodon, un Styracosaurus y un Eohipus/Hiracoterium, diminuto antepasado de los caballos.
  3. King Kong (1933): ¿Qué se puede agregar a la historia del gran rey de la Isla Skull? El padre Willis O Brian y su obra maestra del stop motion. La isla con los dinosaurios, el cuerpo a cuerpo con el T-Rex, Kong llevado a Nueva York, el final en el Empire State acribillado por los biplanos, todo en un preciosista blanco y negro. La versión del 76 no es tan horrenda como todos piensan y la de Peter Jackson es un tremendo homenaje al cual se le pasó la mano con metraje innecesario. Igual, a nivel de espectáculo y aventura pura, la película es titánica y eso siempre se agradece. Mi único pero –a nivel de monstruología- es porque cresta Jackson cambió al Pteranodon por unos murciélagos gigantes.
  4. Godzilla (1955): He visto al menos seis películas de Gojira/Godzilla. Contemplado su evolución, su cambio de tamaño y poderes. Su bondad implícita, la cara de bobo de las películas donde era el héroe, la feroz mutación de la original en las últimas versiones. En King Kong v/s Godzilla, un paleontólogo lo define como una mezcla radiactiva entre Tiranosaurio y Estegosaurio. Sea lo que sea, lo importante es que siga pisoteando Tokio cada año. Post data: la versión gringa de Emmerich es sólo una mala broma.
  5. Yongary (1967): La versión coreana de Godzilla. Las dos veces que TVN la repitió, fue bajo el título de Yongary: Monstruo de las Profundidades, que acabo de enterarme es el internacional title. La cosa es simple, el bicho es un mega dinosaurio que desde tiempos prehistóricos ha dormido bajo Seul hasta que un terremoto lo despierto. Ahí empieza el charquicán. Yongary es una replica del Godzilla japones con un cuerno en la frente, una sola cresta en la espalda y bastantes mejores intenciones. Al final se hace amigo de un niño (¿...?) que sufre cuando el ejercito destruye a su reptílico amigo. Hay una gran escena de un caza F-104 Starfighter siendo dividido en dos por un rayo despedido por el cuerno del gigante. Hace un par de años se hizo un remake titulado Reptílicus, nada trascendente.
  6. Rodan: De Los Hijos del Volcán (1955). No me acuerdo mucho, pero el diseño era maestrísimo. Rodan eran dos o tres Pterodáctilos gigantes, con poderes similares a los de Godzilla y facultades de vuelo en la onda de La Garra Gigante. Al final eran destruidos por un río de lava, lo que era raro porque ellos habían sido originados en un volcán en erupción.
  7. Rhedosaurio: De The Beast from 20.000 Fathoms (1953). El Rhedosaurio era una bizarra mezcla entre Tiranosaurio y Brontosaurio, es decir todo el poder carnívoro de un terópodo pero en el cuerpo de un saurópodo de 4 patas. Era despertado en el Ártico y llegaba a Nueva York donde dejaba la grande. El monstruo es obra del gran Ray Harryhausen y eso explica su magnificencia.
  8. Q (1982): Esta rareza de Larry Cohen es exquisita. Q es Quetzalcoatl, la serpiente voladora de los aztecas que anida en el edificio Chrysler de Nueva York y se dedica a almorzar neoyorquinos. Harto gore y con David Caradine como un paco que guía a sus colegas en la casería de la bestia –la agarran a escopetazos desde balcones y terrazas-. La vi en VHS hace como diez años y lo único que quiero es encontrarla en DVD. Simplemente a nivel de monstruos, es el filme ochenteno definitivo. Aquí un breve cameo: Q: The Winged Serpent.
  9. Vermithrax: El Dragón de Dragonslayer (1981). Esta es junto a Conan y El Señor de los Anillos (la 1), mi película de fantasía heroica favorita. Una joyita que dejó en bancarrota a Disney pero le dio fama a Peter McNicol, el pelmazo de Ghostbuster que después terminó en Ally McBeal. El tipejo es acá es Galen un aprendiz de hechicero que debe matar a Vermithrax, un Dragón que asola la comarca inglesa. Vermithrax en cuestión es espectacularmente cojonudo, una bestia alada, sanguinaria, asidua a devorar doncellas y a escupir ríos de fuego. Uno de los mejores stop motion de la historia.
  10. Gorgo (1961): Película inglesa que TVN emitió varias veces en Tardes de Cine con el nombre de La Bestia de las Profundidades, título similar a la película gringa del 53 (The Beast from 20.000 Fathoms) del cual es un no reconocido remake. Gorgo es una especie de sauropodo carnívoro del porte de un rascacielos que despertaba cerca de Escocia e invadía Inglaterra destruyendo todo a su paso. Otra maravilla de los tiempos en que uno a las cinco de la tarde, y de lunes a viernes, podía ver grandes películas. En verdad Tardes de Cine (TVN) y Cine en su Casa (13) fueron los responsables de la cinefilia de muchos.


8 Comentarios:

A la/s 4:28 p. m., Blogger DonPepon dijo...

creo que es prudente hacer una pequeña fiesta de monstruos animados, recordando sus valores, de esas cosas que nos enseñan a la humanidad.
el romanticismo de king kong, ese espiritu tan nacional de orgullo mutante godziliano, el horror del onanismo que podria generar una garra gigante! para que decir el miedo a volar quie produce una carcaña! no te subis ni a un columpio con esos bichos acechando.

nada de montros chicos, los grandes y los infernales, partiendo por los dinosaurios son los que nos hacen soñar con nuestros satanes!

todos deberiamos andar de dinos y pensar un poco en ellos, llevarlos en nuestros escudos en vez de poenr letras con colores chillones

 
A la/s 5:13 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

yo incluso propongo hacer una fiesta de disfraces (están de vuelta?) de monstruos. onda "de q viniste?" "vine de carcaña" o "no me reconoces? vengo de quetzacoatl"

en todo caso, excelente post. buenos recuerdos y muy claros. los míos en cambio, se me difuminan entre eternas tardes de tele y atari.

 
A la/s 6:07 p. m., Blogger andrecom dijo...

Tremendo post... me acordaba de un par mostruos, pero de otros, muy poco o casi nada...
Creo que somos de la misma época, porque no es posible que a mi también, me guste la palabra antidiluviana (me tinca que por Papelucho debe andar la cosa), aunque me parece que es "antediluviana" la palabra "kurecta"

Saludos
Andrecom
http://www.andrecom.cl/weblog

 
A la/s 7:02 p. m., Blogger Baradit dijo...

Man!!!!
Lo recuerdo perfecto. A los 7 años me envolví en la cortina del baño (era de un verde reptil precioso) y me puse un colador en la cabeza para agarrar a patadas un Tokyo magistral hecho con las cajas de zapatos de mi hermana. La sacada de chucha fué igual de apocalíptica. Nadie comprendió que mi emoción venía de ver los primeros capítulos de Ultramán de mi vida. Que cantidad de bichos y todos justo del mismo tamaño de Ultramán.

No hay que olvidar a Gamera, antepasado virulento de las Teenage mutant Ninja Turtles. Ni a Mothra, la polilla más aterradora de todos los tiempos (a quién se le habrá ocurrido que una polilla puede ser aterradora?!!). REcuerda a Gidora (o Ghidora, no recuerdo bien). Todos con sus alter ego "mecha", todos de buen látex japo y naturalmente inclinados a dirigirse hacia Tokyo.
Dato, el subgénero se llama Daikaiju, donde Dai significa "grande" y kaiju significa "monstruo".
Ojo Pancho, alguien me comentó que existe un SpaceGodzilla entero psicodélico, algo como el hijo de Alien y Barbarella.

 
A la/s 4:59 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

Tremenda reseña de monstruos. Me acuerdo de la mitad, lo confieso. Pero sirve de guía para ir a bucear en alguna tienda de DVDs. Un verdadero homenaje al cartón piedra y al stop motion. En todo caso, igual hay veces que vale la pena volver a verlas. Personalmente puedo seguir viendo hasta el cansancio "El Valle de Gwangi", simplemente adictiva.

Alberto R.

 
A la/s 5:49 p. m., Anonymous lecaros dijo...

Buenos monstruos. Yo hoy por hoy estoy revisitando los clásicos monstruos de Universal. Como que las cosas antiguas siempre marcan mñás que los remakes, como pasa con la horrible king kong de peter jackson (si no te quedas dormido la primera hora, funciona mucho mejor).

El Valle de Gwangi es una gran película. Y faltó poner el crossover de Kong contra Godzilla. Eso era como lo máxiom que podía ver en la tele cuando chico.

 
A la/s 12:18 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

La carcaña es el nombre francés de la película. De hecho en un momento del filme -que vi hace poco y es maravillosamente horrendo- cuando la bestia sobrevuela Paris, unos galos gritan... Le Carcañe, que era el supuesto nombre de monstruos alados europeos. gran seleccion. Notable blog

 
A la/s 11:09 a. m., Blogger jeanett dijo...

Uno de mis monstruos favoritos era La garra gigante mas conocida como "La Carcaña".
Necesito el nombre de una pelicula de dos orientales muy chiquitas que se llevaron de una isla,ellas al cantar llamaban a una oruga gigante que venia por ellas.Y en la torre Eyfell se guarda para su metamorfosis y despues se convierte en una gigante mariposa y destruye todo a su paso.

 

Publicar un comentario

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal