FORTEGAVERSO: PILOTO VERITECH: ¡'ATENCION EN EL PUENTE!

viernes, noviembre 10, 2006

PILOTO VERITECH: ¡'ATENCION EN EL PUENTE!


ATENCION EN CUBIERTA es el supuesto diario de vida de un capitán de la Fuerza Aérea Robotech. Un tal Jeffrey Frampton, piloto de Veritech que participó en las dos primeras guerras Robotech. Aunque en rigor es un tremendo Fan Fiction escrito por un tal Jason W. Smith, que funciona como una hitoria paralela a lo que todos vimos en Robotech. Acá esta traducida en español y es una perlita fandom. Clíc aquí.


Extracto

Capítulo 1 - Los inicios

"¡¡Bien!!" Colgué con fuerza el teléfono y salí molesto de la cabina telefónica. Mi novia había decidido que no quería asistir al espectáculo aéreo. "Esa maldita" Estaba como hirviendo. Ella no sentía que le iba a gustar. ¿El evento aéreo mas espectacular en la historia del mundo y ella no sentía que le iba a gustar? ¡Bah!

La Tierra había recibido un tesoro especial de los cielos en el verano de 1999. Una nave espacial alienígena se estrello en la atmósfera de la Tierra, cayendo en una pequeña isla del Pacifico Sur. Una guerra global que ardía llego a un alto estrepitoso, y la Tierra se unió por primera vez ante el miedo de una invasión extraterrestre. Un cuerpo gubernamental mundial, el Gobierno de la Tierra Unida (UEG), fue formado para desenterrar los secretos de la gigantesca nave extraterrestre y tomar los pasos necesarios para defender la Tierra de una invasión alienígena. Durante diez años, los científicos mas grande de la Tierra fueron reunidos para descubrir los secretos escondidos en la profundidad de esta nave -- y sus descubrimientos salvarían a la raza humana de la extinción.

El Gobierno de la Tierra Unida se encontró sorpresivamente con muy poca resistencia por parte de la población del planeta. Cansados de pelear los unos contra los otros, y aterrorizados ante el espectro de una invasión por parte de una fuerza extraña, aceptaron a la UEG y sus Militares de la Tierra Unida (conocidos después como la Fuerza de Defensa Robotech -RDF) con los brazos abiertos. Como un americano en general y un texano en particular, yo no estaba muy deseoso de aceptar la idea de un gobierno mundial y los horrores que representaba. Aun, a pesar de mi desconfianza, la UEG era una organización benevolente por el momento, y enfoco sus energías hacia su objetivo principal -- defensa del planeta de una invasión extraterrestre.

El día de la fallida partida de la Tierra del SDF-1 en el verano del 2009, yo era un muchacho. Un joven adolescente. El primer hijo de un ingeniero aeronautico/espacial -- y después Jefe de Desarrollo Aeronáutico de la RDF-- estaba destinado a amar aviones. Fue un amor que provenía mucho antes de lo que yo pueda recordar, a los días anteriores a cuando podía caminar. La mayoría de los niños aman muñecos y animales de peluche --y por supuesto yo también-- pero mi primer y verdadero amor fue para los aviones.
Una invención de inicios del siglo veinte, el avión a sufrido algunos cambios radicales durante su 100 años de vida, y nunca perdí mi fascinación o mi amor con ellos. Por supuesto, era una extensión natural de mis genes que algún día me harían un piloto militar. Dentro de mi corazón sabia que estaba escrito en piedra que algún día Jeff Framton llegaria a ser un piloto de combate. Eso fue hasta el día mas amargo de mi vida, mi desafortunado cumpleaños numero trece, cuando vi la tabla de piedra derrumbarse ante mis ojos.

Recuerdo una visita al oculista cuando sobre escuche una conversación entre el y mi madre. El dijo algo al hecho de que gradualmente empezaría a tener dificultades al leer el pizarrón en la escuela. Si yo no hubiera oído esas palabras en mis años de adolescente hubiera sido un poco menos frustrante para mi. Mi madre me juro, años mas tarde, que esa conversación nunca sucedió, y aun así esas palabras no se referían a mi. Pero por supuesto, yo si las había escuchado.
Fue una cosa extraña, esas palabras. Me consumieron. Empece a darme cuenta que el pizarrón estaba volviéndose borroso, que ya no podía leer el letrero de alto al final de mi calle, cuando todos mis amigos si podían. Y lentamente, pero verdaderamente me encontré haciendo trampa en los exámenes de la vista. Fue un día miserable, en mi cumpleaños numero trece, cuando, imposibilitado de hacer trampa por mas tiempo, falle un examen de la vista. El doctor me dijo que necesitaría anteojos. Estaba destrozado. Los militares no quieren pilotos que usen lentes. Era una regla arcaica, de los viejos tiempos cuando eliminando candidatos era mas importante que encontrar a los ambiciosos para el deber. Mi sueño de toda la vida parecía perdido.

Ahora, cuatro años después, estaba todavía pateando piedras sobre la mano desafortunada que El Gran Negociante me había destinado. Estar entre pilotos militares me llevo a la rabia. Ellos podían hacer todo por lo que había vivido porque podían ver mejor que yo. Que existencia mas podrida y miserable me hubiera llevado. Y por su puesto viene la pregunta inevitable, "¿Por que yo?"

Fue mientras criaba mi destino antes de la ceremonia de despegue que llevara hacia el fallido viaje del SDF-1 cuando me llamo la atención un avión que seria mi amante y compañera por los siguientes 20 años: el VF-1 "Valkyrie" --el primer "Caza de Tecnología Variable", también conocido como "Veritech". La aeronave mas elegante que jamas haya surcado los cielos, el Valkyrie también guardaba un maravilloso secreto --uno que en unas pocas horas probaría ser vital al defender la Tierra contra la mas grande amenaza que haya enfrentado la humanidad. Era absolutamente hermoso. Un caza liso y elegante.
¡La vista de la nave me hacia sentir furioso! Me estaban robando de mi destino, ¡Maldición!, ¡Malditos esos cirujanos y comandantes idiotas! ¡¿Que sabían ellos?! ¡¿Que importaba si podías ver perfectamente el primer día, si después ya no importaba?! (Para estas fechas mas del 45% de los pilotos de la RDF usaban lentes correctivos de una forma o de otra, solo añadiéndolo a mi frustración.) Me enoje -- Me enoje tan fuerte de hecho, que estoy seguro que reduje mi vida por al menos un par de años.

¿Por que Dios me escogió enfrentarme con este destino? Meditaba la pregunta en mi mente una y otra vez sin ningún resultado. Por supuesto, Por supuesto, como se mostraría mas tarde, el destino seria mas piadosamente amable conmigo. Pero los planes del destino no tenían ninguna utilidad hacia mi ese día.

Pase la mañana recorriendo la base aérea, observando los cazas, bombarderos y aviones de reconocimientos mas avanzados y mas nuevos de la Fuerza de Defensa Robotech. ¡Y los transportes! ¡Por Dios, los transportes! Eran ¡ENORMES! Absolutamente gigantescos. Ellos podían cargar casi el doble de personas que la mayor aeronave del siglo 20, el Boeing 747. Fue en ese momento que la dura realidad del progreso golpeo mi cabeza. Que lejos hemos llegado desde los biplanos de cuerda y madera de la Primera Guerra Mundial.

Mientras miraba los aviones, Me encontré con un par de mis amigos, Nathan "Nate" Morris y Joseph "Knuckles" Burkett. Nate era un joven delgado con características cómicas y una apariencia que escondía su naturaleza feroz. Con un ojo permanentemente mirando hacia un lado, el reflejaba la parte de vividor que era. Joe se veía... bueno.. Joe. Alto y musculoso, se gano su apodo como boxeador de guantes de oro en el equipo de boxeo de la escuela.

"¡Hey, Jake!" exclamaron. Jack era por supuesto, mi apodo --otorgado por mi mamá por su gran amor la estrella de cine del siglo 20, John Wayne (o "El Gran Jake"), y por mis amigos por mi pasión por la película de 1996 "The Sand Pebbles". Estelarizada por Steve McQueen, basada en la historia de un marinero en un bote armado en china durante los años 20. Una película notable --Siempre pensé que las antiguas eran las mejores-- que no era secreto que era mi favorita, y no paso mucho tiempo antes que mis amigos me llamaran Jake, gracias al personaje de McQueen, Jake Holman. (para continuar)

4 Comentarios:

A la/s 5:42 p. m., Anonymous LFKO dijo...

Ufff... fanfiction... aguas peligrosas en las cuales sumergerse. Hay tanto fan demente allá afuera; pero de todos modos debo admirar los impulsos creativos que demuestra esta gente, ya que yo mismo jamás tuve un impulso similar... sólo me dediqué a acumular datos sobre mis fanatismos.

 
A la/s 5:54 p. m., Anonymous LFKO dijo...

Ah... y antes que se me olvide: Alan Moore en Los Simpsons.

http://forum.newsarama.com/showthread.php?t=90598

De repente me dan ganas de volver a ver Los Simpsons antes de la película.

 
A la/s 10:42 p. m., Blogger Luis Herrera dijo...

Un clásico de la infancia. Sin embargo, aún me tiro las mechas por nunca nunca haber visto robotech y escuchar en silencio cómo todos la recuerdan con idolatría.

Yo era de los seguidores de Tom y Jerry.

saludos

 
A la/s 11:42 p. m., Blogger last citizen dijo...

gracias por el comment, refreak lo escribiste sobre moby dick y hal. lo mas uncanny es q sin conocer esa teoria, habia incluido un leviatan en "el pugil".
saludos

 

Publicar un comentario

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal