FORTEGAVERSO

martes, mayo 23, 2006

X-WEEK: LO QUE HAY QUE SABER (2ª Parte)

  • Dios Ama, el Hombre Mata (1982): Novela gráfica escrita por Chris Claremont con lápices de Brent Anderson, en la que se basa el argumento de la película X-2. Stryker es un reverendo evangélico (en la película un militar) y fanático que ve a los mutantes como una abominación infernal originando una histeria anti-mutante en que iglesias y grupos religiosos se alzan para cazar a cuanto Homo Superior se atraviesa en sus filas. Claro, los X-Men son su principal objeto de ataque y estos se ven obligados a unirsecon Magneto para sobrevivir. La miniserie incluye una impactante secuencia donde Charles Xavier es crucificado por los pecados de ser diferente.
  • Wolverine (1982): De Chris Claremont con lápices de Frank Miller. Fue la primera aventura en solitario de un miembro de los X-Men. Y para tal honor Marvel se fue a la segura escogiendo a Wolverine, el más popular de los integrantes de la franquicia X, para protagonizar el proyecto. En una curiosa vuelta de tuerca, Claremont y Miller dejan de lado lo superheroico y construyó una historia épica a lo Kurosawa, llena de Samuráis y tradiciones antiguas del Japón. Wolverine está en medio de todo, como un moderno caballero al servicio de una casa noble del Japón. Los fans nunca se esperaron el tono de esta historieta y Marvel se aprestó para anotar otro dato en al mitología particular de Wolverine, personaje que no tardaría en convertirse en un título tan exitoso como el que lo situaba junto a sus compañeros mutantes.
  • X-Factor (1986): Hay que ser honesto, no es una serie del otro mundo, pero tiene su valor porque la colección a partir del regreso de Jean Grey, quien jamás había muerto, ya que Fénix no era ella, sino una replica que mantuvo a la ex Marvel Girl en estado de animación suspendida. Como fuera, el asunto es que gracias al retorno de nuestra pelirroja favorita, Cyclops abandona a su esposa (Madeleyne Pryor, otro clon de Jean) y a su hijo (el futuro Cable), reúne a los cinco X-Men originales y forma el equipo X-Factor que ayuda en secreto a los X-Men y New Mutants (grupo de adolescentes mutantes aparecidos en los 80s, futuros X-Force) y a quien sea. Hitos importantes, la aparición de Apocalipsis, el primer y último de los mutantes, y la transformación de Angel en Archangel, pero eso tiene que ver con la saga que continúa.
  • Masacre Mutante (1986): Debutan Sabretooth, carnicero mutante con poderes similares a los de Wolverine, ex compañero del mismo en varios programas secretos gubernamentales, y Gambit, aunque a este no lo vemos. Ambos forman parte de los Marauders, grupo de caza creado desde las sombras por Mr. Siniestro, quienes masacran a los Morlock, mutantes deformes que habitan las alcantarillas de Nueva York. El hecho de sangre hace que los X-Men, Nuevos Mutantes y X-Factor acudan a auxiliar a los afectados. Wolverine se enfrenta por primera vez a su némesis y Angel es crucificado y mutilado, perdiendo sus alas. Tras este evento, el Angel será posesionado por Apocalipsis quien lo dotará de alas metálicas y piel azul nombrándolo como Muerte. Sin embargo el mutante alado acabará revelándose contra su nuevo señor, regresando a las filas de X-Factor con el nombre de Archangel.
  • X-Tintion Agenda (1990-91): Saga más bien mediocre que tiene su gracia por presentar a los lectores la nación isla de Genosha, dictadura ubicada en una isla cerca de la costa africana que se dedica a la esclavitud y la explotación de los Mutantes como si estos fueran un recurso natural. La historia parte cuando algunos X-Men son secuestrados por Cameron Hodge, enemigo personal de los X-Factor, y llevados a las mazmorras de Genosha obligando a los diversos grupos X a preparar una ofensiva contra este país. Reaparece Havok, el hermano de Cyclops, quien a partir de ahora vuelve a tener importancia en la continuidad mutante. Al final de la saga, los grupox X se desbandan y todo está listo para una nueva etapa en la historia de los mutantes Marvel.
  • X-Men Nº 1 (1991): En realidad el mérito artístico no es tanto, salvo por los habituales buenos diálogos de Claremont y los dibujos de Jim Lee. La importancia va por lo histórico del número. Tras X-Tintion Agenda, Marvel decide dividir su colección X más emblemática en dos títulos: el clásico Uncanny X-Men y el nuevo X-Men a secas, el cual fue entregado a la taquillera dupla de Lee en lápices y Claremont en historia. El resultado, una bomba termonuclear. Con cuatro portadas distintas –inaugurando esta comercial tendencia- El Nº 1 de X-Men vendió 4 MILLONES DE EJEMPLARES convirtiéndose en la historieta más exitosa de todos los tiempos con un récord hasta ahora inalcanzable. En el X-Men Nº 1 el equipo se divide en dos, el estratégico Gold Team (Archangel, Jean Grey, Colossus y Iceman guiados por Storm) y el paramilitar Blue Team (Rogue, Gambit, Wolverine, Beast y Psylocke guiados por Cyclops). A partir del Nº 2, las páginas de X-Men se dedicarían en exclusiva al Blue Team, mientras el Gold Team tendría las suyas en Uncanny.
  • Weapon X (1991): Del británico Barry Winsors-Smith. Maravillosa y ultraviolenta –sería censurada por ésto- recreación del paso de Logan por el proyecto militar Weapon-X (Arma-X) antes de ser miembro de los X-Men. Wolverine es usado como conejillo de indias en un programa para crear súper soldados a través de la inyección de adamantium –el metal más resistente del planeta- en su esqueleto. Gracias a su factor de curación, el mutante canadiense sobrevive pero en un estado de enajenación total, perdiendo los recuerdos de su vida pasada. Más animal que hombre, Logan arrasa con las instalaciones militares, asesina a quien se cruce en su camino y se pierde en los bosques de Canadá. Vive entre lobos, combate cuerpo a cuerpo con un oso y caza como si fuera un depredador. En esta serie se explica por primera vez el origen de las garras de adamantium en las muñecas de Wolverine. Entonces se las justificó como un efecto secundario de la inyección del metal, pero después se supo que Logan siempre las tuvo, aunque claro, antes eran de hueso.
  • X-Factor II (1992): BRILLANTE reestructuración de Peter David y Joe Quesada de este grupo mutante. David hace de los Factor una unidad X gubernamental dependiente del presidente de los EE UU, a cargo de la rubia Valerie Cooper, agente de la Unidad Mutante de la CIA y miembro libre de SHIELD. El equipo de campo es liderado por Havok, el hermano de Cyclops, y es integrado por Multiple Man, Strong Guy, Polaris, Wolfsbane y Quicksilver, hijo de Magneto. La gracia es que más que un cómic de superhéroes, X-Factor resultó un verdadero tratado psicológico acerca de los problemas de tener superpoderes. NOTABLE es el unitario que en sus 24 páginas “solo” relata una sesión psicológica a los miembros del team.

1 Comentarios:

A la/s 12:06 a. m., Anonymous Anónimo dijo...

"X-Factor resultó un verdadero tratado psicológico acerca de los problemas de tener superpoderes".
perdon, cuales serian esos problemas?
esta bien, es un comic, pero es imposible tomarte en serio despues de disquisiones tan alienadas como esas.

 

Publicar un comentario

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal