FORTEGAVERSO: COSAS DE COMICS

martes, septiembre 12, 2006

COSAS DE COMICS


Igual costaba escribir de comics. La Zona era el medio joven por excelencia en el Chile de mediados de los noventa. Claro, no era él único, pero si el mas masivo y manoseado. Como decía, costaba pautear al cómic en la revista. Algunos lo miraban en menos, otros derechamente no lo entendían. A veces se lograba meter un gol, no tan completo como se esperara, pero gol al fin y al cabo. Como éste. PD La foto que acompaña esto es un "freakerío".
__________________
EXTRAORDINARIOS CABALLEROS
En elegante invasión, un grupo de escritores británicos desembarcó en costas norteamericanas para tomarse por asalto el mundillo del cómic y llenarlo de inteligencia, clase y buenas historias. Estos son los cuatro nombres claves para entender este proceso.
Publicado Noviembre 12, 1999
  • Neil Gaiman: En 1986, un joven y consagrado escritor inglés decidió darle un vuelco a su carrera. Lector de Borges y sobre todo de Shakespeare (personaje recurrente en su obra), Neil Gaiman (39) saltó a las historietas después de leer el trabajo de su compatriota Alan Moore. Tras pasar por un par de revistas menores, editó la novela gráfica Violent Cases y fue ahí cuando lo fichó DC Comic. Aunque Moore estuvo antes, puede decirse que fue Neil Gaiman con The sandman quien inauguró el cómic de autor norteamericano (debería decirse angloamericano). El primer número de esta historieta (1989) originó la línea Vertigo, un sello dentro de DC con absoluta libertad creativa. A través de sus setenta y cinco números, Gaiman relata la vida, pasión y muerte de Dream/Morfeo, quizás si el único dios del cómic que se comporta como tal. Junto a Dream, Gaiman presentó a los Endless, panteón formado por los hermanos del personaje: Death, Desperation, Destiny, Desire, Delirium y Destruction. Después de la muerte del sueño (1996), Gaiman no ha parado de escribir y su trabajo más destacado del último tiempo ha sido la espléndida adaptación al inglés de Princesa Mononoke (Zona #438). Y hay más. El martes recién pasado salió a la venta The dream hunters, su novela gráfica ambientada en Japón y protagonizada por Dream/Morfeo, con dibujos de Yoshitaka Amano.
  • Alan Moore: Hablar de este escritor británico es hablar del origen del movimiento. Alan Moore (46) es el responsable de que el cómic norteamericano se haya hecho adulto y entrado al mercado europeo. Fue el primero que desarmó los cuadritos y los volvió a armar desde el otro lado. Tras citar a José Donoso, la mitología chilota y llenar de imágenes horrorosas las páginas de The swamp thing, publicó en 1986 la que está considerada la mejor novela gráfica de todos los tiempos: Watchmen. Moore es concepto. Fue el primero que habló de mito en el cómic, el primero que vio la necesidad de equiparar a los personajes con figuras como el Rey Arturo o Robin Hood, es decir matándolos (las leyendas deben tener fin). Autor de V de Vendetta, la más bella protesta contra el régimen conservador de Margaret Thatcher en Inglaterra, Moore dejó DC Comic por diferencias creativas y se radicó en un pueblito costero de Gales. Desde allí y vía fax ha continuado escribiendo, pero sólo para editoriales independientes. Este año, Moore presentó su sello ABC (American Best Comics), editado por el grupo Wildstorm (curiosamente, propiedad de DC), que ha cosechado buenas críticas y ventas con títulos como The league of extraordinary gentleman, Promethea y Tom Strong.
  • Grant Morrison: El escocés maldito, Grant Morrison (39) es un paradigma. Rockero, escritor y dramaturgo, con destacadísima carrera en la Shakespeare Academy, desde que era estudiante vio el potencial teatral de los personajes de cómic. Si Moore y Gaiman desordenaron todo con flema inglesa, Morrison quitó esa clase y metió todo en un violento charquicán escocés. Es cosa de revisar Arkham Asylum, su enfermiza interpretación de Batman. Morrison representa el lado más oscuro de esta invasión, habita en las sombras de los personajes y en lugar de explotar su pragmática divinización, prefiere aprovechar sus enfermedades. Algo así como el virus de los poderosos. En 1997, la DC hizo lo impensable: Liga de la Justicia, uno de sus títulos más emblemáticos, no iba para ninguna parte; así es que le entregaron la luz a la oscuridad. Morrison desarmó el equipo y recuperó a las figuras clásicas. Así, tras años volvieron a unirse Superman, Batman, Mujer Maravilla, Aquaman, Linterna Verde y el Detective Marciano, y esta combinación convirtió al título tambien conocido como JLA en el camelot de los justicieros.
  • Garth Ennis: Si hay un cómic que represente por si sólo la angustia, el temor y el sentir de este fin de siglo, ése es Preacher. Mientras Grant Morrison es el discípulo escocés y rebelde de Moore y Gaiman, Garth Ennis (28) es el pupilo abnegado que vino de Irlanda. El astuto que sin necesidad de rebelarse contra los maestros toma sus enseñanzas y las reelabora al ritmo de 1999. Tras pasar por un título tan emblemático como Hellblazer, vendió a DC/Vertigo el que debe ser el cómic más sacrílego, violento, entretenido e inteligente del último tiempo: Preacher, relata la historia de Génesis, una nueva entidad tan peligrosa que obliga a Dios a dejar el Paraíso y que, al escapar del cielo, se encarna en Jesse, un joven pastor parecido a Johnny Depp que huye de Texas junto a una ex novia desdoblada en asesina y a un alcohólico vampiro irlandés. Preacher funciona como un western, una película de horror, una road movie y una aventura metafísica, todo a un mismo nivel. Algo así como una película de Tarantino pasada por el colador de Sam Raimi.

Etiquetas:

6 Comentarios:

A la/s 11:02 p. m., Blogger Maza dijo...

Sí, así es Pancho. Yo era el vigilante, el que miraba sospechosamente tus obsesiones. Por su puesto, el tiempo es sabio y quedó demostrado que yo estaba equivocado y tú tenías la razón. Me disculpo acá públicamente de los sinsabores que te provoqué. Snif.

 
A la/s 1:51 a. m., Blogger Dr. Contertulio dijo...

Que famosa es la zona ¿qué es?

 
A la/s 5:15 p. m., Blogger F. Ortega dijo...

Gonzo, de hecho era mas difícil convencer a Bianchi que a ti. Y sin sabores, nunca me diste querido amigo.

 
A la/s 12:27 a. m., Blogger Maza dijo...

Qué bueno leer esto. En mis peores pesadillas siempre me siento como si hubiera sido una especie de bully contigo, lo que es medio ridículo porque eres más grande (y viejo) que yo. Debe ser por la cara de niño que tienes en tu profile, Panchus.

 
A la/s 10:08 a. m., Blogger F. Ortega dijo...

Maza, viste The Squid andf the Whale... en mi top de películas del año

 
A la/s 8:40 a. m., Anonymous Carlos Nicolini. dijo...

Esa imagen y ese casting estàn geniales!

Edward Norton! Of course!

 

Publicar un comentario

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal