FORTEGAVERSO: CONCRETE: PET SHOP BOYS

viernes, febrero 02, 2007

CONCRETE: PET SHOP BOYS

Publicado en Rolling Stone-Chile. Enero 2007

Pet Shop Boys
4 estrellas 1/2
Concrete
(EMI, 2006)


CABARET DE CÁMARA


Concrete de Pet Shop Boy es una obra maestra, un disco en vivo condenado a entrar a la lista de clásicos, esa donde aparecen “biblias en directo” como Made in Japan de Deep Purple, The Songs Remains the Same de Led Zeppelin y 101 de Depeche Mode, etc. Bandas que hicieron del formato del LP “live” una muestra de su propia ética en vivo y no un compromiso con el sello para rellenar catálogo. A este ritmo, más que un registro de cómo suena hoy Pet Shop Boys en escena, Concrete es un reflejo del modo en que Neil Tennant y Chris Lowe se las ingenian para reconstruir sus calculadas piezas de caja de grabación en pequeñas operetas que bien podrían definirse como piezas de música de cámara para orquesta, sintetizadores y bolas de espejo. Así como a fines de los sesenta Deep Purple y The Moody Blues inauguraron el tan abusado recurso de rock más orquesta, a inicios del nuevo siglo el dúo fundamental de la moral bailable hace lo suyo pasando al formato docto su ética de plástico. El resultado: una de las piezas más brillante en una discografía brillante.
La primera placa en vivo de Pet Shop Boys corresponde a una presentación registrada en mayo del 2006 en la que Tennant y Lowe se hicieron acompañar del coro y los músicos de la BBC Concert Orchestra, además de su propia banda de apoyo e ilustres invitados como Robbie Williams y Rufus Wainwright, todo unido y dirigido por Trevor Horn, productor responsable de piezas claves del grupo como “Always on my mind” y ex vocalista de The Buggles y la llamada formación Drama de Yes.
El disco uno que compone la doble torta Concrete, larga con una extensa y estilizada versión de “Left to my own devices”, matizada con un tenebroso trabajo en cuerdas y coros que hacen del tema una banda sonora ideal para un film de horror clásico. “Rent”, el segundo corte, no se corresponde con la versión incluida en Actually (1988), sino con reinterpretación del tema que sus propios autores, más Trevor Horn, realizaron para el disco Results (1989) de Liza Minnelli. “The Sodom and Gomorrah Show”, de Fundamental (2006) es uno de los pocos lapsos en que lo sinfónico desaparece y lo que suena es synth pop en la tradición más dogmática de la especie, a lo Soft Cell y The Human League. El cantautor canadiense Rufus Wainwright sube al escenario para el acertado dúo en “Casanova in Hell”, que antecede a una cósmica interpretación de “Integral”, la mejor pieza de Fundamental con la que concluye el primer disco. La idea de los ilustres invitados se repite en el volumen dos, con “Jealousy” donde Robbie Williams, confeso fanático del dúo les devuelve favores por “We are the Pet Shop Boys”, más que obvio homenaje que el ex Take That les dedicó en Rudebox (2006), su último trabajo de estudio. “It´s a Sin” y “West end Girls” son otros infaltables en Concrete, álbum que corona un muy buen año para Pet Shop Boys, año en que demostraron con obras “concretas” que más allá de estilos, calificaciones y lecturas sexuales, Neil Tennat y Chris Lowe son una inagotable fábrica de buena música.

Etiquetas: , ,

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal