FORTEGAVERSO: EL EMPERRADO, LICANTROPO PATAGONICO

miércoles, octubre 31, 2007

EL EMPERRADO, LICANTROPO PATAGONICO

A propósito de Halloween... El mito del hombre lobo no es auténtico sólo de europa, sino que en argentina está bastante difundido, sobre todo en las regiones del norte y en la patagonia. Su ciclo mitológico es similar al europeo clásico. En las provincias del norte es conocido como Lobisón o Lobizón, hacia la patagonia como Emperrado. Y como tal su figura, también ha aparecido en el sur de Chile.

En Buscadores de misterios: El Lobizón o Emperrado es el lobo-hombre en Argentina. El origen de la leyenda es las leyendas de Werewolves de Alemania. Los inmigrantes trajeron las leyendas de sus países. Las leyendas se mezclaron con las de los indios y formaron una leyenda nueva. El séptimo hijo varón en una familia, cuando llegara a la adolescencia se transforma en un Lobizón. Es necesario que la familia no tenga hijas. El mito le atribuye solo dos noches para transformarse martes y viernes. Para cumplir con este proceso se revuelca en algún elemento desintegrado. Por ejemplo arena, ceniza o la suciedad de un animal. Recupera la forma humana durante el día. Su muerte solo se garantiza con una bala de plata. Para romper la maldición; es necesario bautizar el niño en siete iglesias diferentes, bautizado con el nombre Benito, y el mayor hermano es su padrino. En 1907, muchos parientes mataron o abandonaron sus séptimos hijos por miedo de la leyenda. En 1973 Presidente Perón decretó el decreto 848. mediante el cual el 7 hijo era becado para todos sus estudios, incluido colegio o universidad y el presidente es su padrino.

En Misterios Ocultos: Lobisón o Emperrado es la palabra para llamar al hombre lobo en el norte de Argentina, es el séptimo hijo varón, cuando se convierte en una criatura, con mucho pelo que se asemeja a un lobo, éste vaga por las colinas y montañas y se alimenta principalmente de carroña, pero si se cruza con un ser humano lo atacará y si sobrevive se convertirá en lobisón, otra forma de convertirse en lobisón. En principios de 1900 la leyenda del séptimo hijo varón estaba tan extendida por la República que causó muchos abandonos de bebés como también que muchos se dieran en adopción, y se dice que en algunos casos los padres mataron a sus propios hijos. Debido a esto se promulgó una ley en 1920 a través de la cual el Presidente de la Nación es el padrino del séptimo hijo varón de una familia, con esto el Estado le da al niño una medalla de oro en el día del bautismo y una beca para sus estudios hasta los 21 años de edad. Supuestamente esto terminó con el fenómeno de las familias que abandonaban a sus hijos. La ley tiene todavía sus efectos pero ya es una tradición popular que el Presidente apadrine al séptimo hijo varón.

Más info, en un PDF que pueden descargar desque aquí.

Etiquetas: , , , ,

1 Comentarios:

A la/s 3:51 p. m., Anonymous De la Paz dijo...

No hay que olvidar al emperrado más famoso de todos: Mendieta, de Inodoro Pereyra, que era feliz como lobizón hasta aquella noche del eclipse.

 

Publicar un comentario

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal