FORTEGAVERSO: SE ACABO FUERA DE FOCO: TOP 10 EGOCENTRICO Y DE DESPEDIDA

martes, marzo 10, 2009

SE ACABO FUERA DE FOCO: TOP 10 EGOCENTRICO Y DE DESPEDIDA


...o al menos mi parte de Fuera de Foco, porque no sé si Fuguet continuará con la ya tradicional columna de cultura pop y cualquier cosa del Wiken. La cuestión es simple y bastante evidente, la crisis llegó a los prados mercuriales y cortaron por lo más fino y prescindible: algunas columnas sin mucha trascendencia en la amplia área de suplementos. Y no hay mala onda, todo lo contrario, fue la raja la oportunidad que se me dio para escribir de cualquier tontera, darle un poco de sentido (y también sin sentido) a eso que definen como cultura pop. De hecho, de todas las columnas que he escrito a lo largo de mi carrera (como odio esa palabra), FdF es lejos la que le tengo más cariño. O sea, es como si me hubieran pagado por ser blogger. Gracias a Estela, Ernesto, Isabel, Bárbara y todos los que me soportaron en estos meses, también a los lectores y a todos en realidad, sobre todos a quienes robé ideas como un maldito vampiro conceptual. Al menos la despedida fue buena, la última de las columnas desató precisamente lo que quería: un debate nerd. Se apaga una TV y de paso tiro el aviso, si alguien necesita algo similar a FdF me arriendo al mejor postor (estamos en crisis, todo se agradece) y como un acto de absoluto egocentrismo, aqui hago copy paste de lo que yo creo fueron mis mejores párrafos en este año de columnista pop. Y descansa América, donde quiera que estés. Hoy me siento literalmente desenfocado.

TOP 10 MUY PERSONAL

  1. Así como todos alguna vez hemos querido ser estrella de rock o futbolista de elite, todos también hemos deseado formar parte del universo Bond. Es cosa de sumar: la pinta, los autos, la ropa, el estilo, las chicas; con perdón, pero yo prefiero mil veces un smoking y una Walter P-38 con silenciador a poderes mentales y sables láser. O a un incómodo disfraz de murciélago. En Bond es cosa de hombres

  2. Si ya ganamos la independencia, ahora hay que correr tras la dependencia. Que, ojo, no es una forma bonita de decir "comercial", sino una manera inteligente de hacer cine masivo y al mismo tiempo de calidad. Y aquí los roles clave no están ni en una nueva generación de directores, ni menos de guionistas, sino en el surgimiento de una nueva camada de productores, tipos que asuman el concepto de "produautor" y que junto con generar las "lucas", rastreen historias y busquen escritores y directores para encargar las tareas. Que vean el cine no como arte, ni como un paso para la tele, sino como mitología de pop corn. En Dependencia nacional.

  3. "SATC", "Gossip Girl", "El diablo viste a la moda", "The Hills" son objetos de pasión nerd femenina. Si nosotros tenemos a los superhéroes y a las máquinas asombrosas, ellas tienen a neoyorquinas sofisticadas y bien vestidas. Son las reglas del cine y de la televisión comercial. Míralo de este punto, en el plano sexual, no hay mucha diferencia (salvo que uno es hombre y la otra mujer) entre James Bond y Samantha Jones. Todos queremos la ropa, los autos y las chicas de 007. Todas quieren la ropa, el departamento y los chicos del personaje de Kim Cattrall. En Nerd and the City.

  4. La vi hace dos semanas, y no fue ninguno de los estrenos nacionales que se vienen. La mejor película chilena que he visto en los últimos diez años fue un capítulo de "El día menos pensado", una perlita de 50 minutos en la que Carlos Pinto "sampleó" "El exorcista" con "El chacal de Nahueltoro". Y claro, puede que las intervenciones de Pinto arruinen la fiesta o que la fotografía no haya pasado del telefilme, pero vaya que había carne en esa historia. En La mejor película chilena.

  5. Más que una película, un ritual, porque los devotos de King lo tenemos claro, cada año tenemos algo suyo, el 2008 empezó con "1408", siguió con "La niebla" y se estirará hacia fines de año con la traducción de su última novela, "Duma Key" y la llegada del tomo recopilatorio del cómic "La torre oscura", misma saga que J.J. Abrams anunció convertir en serie para el 2010. Es el toque del rey, una cancha donde nadie lo supera. Literatura hamburguesa, es verdad, pero ojo, a veces las hamburguesas son harto más ricas que un buen filete. En Dios salve al King.

  6. Newman en "Infierno en la torre", película que vi en 1980 (bastantes años después de su estreno) con mi abuelo, en una función especial para un Cuerpo de Bomberos de provincia, porque mi abuelo era bombero y uno a los 6 años lo único que quiere es ser bombero. Y fue raro el impacto infantil de esa película, uno de mis primeros "filmes adultos", porque aunque el héroe, quien salvaba el día, era Steve McQueen, yo preferí al arquitecto, al otro héroe, al que debía pelear contra su propia creación. McQueen salvaba vidas, es verdad, pero el verdadero incendio/infierno era el de Newman. Y llegaba la escena final, Paul y Steve —qué par de titanes, herederos de Dean y Frank, padres morales de Brad y George— estrechándose las manos, dos caras de una misma moneda. En 1980 yo quería ser bombero, después de "Infierno en la torre", cambié mi opción por la arquitectura. En Dos palabras: Paul Newman.

  7. "Los 80" es el mejor programa del año. Con almacenes de esquina y también con la más sombría de las inocencias. La CNI por un lado, el flipper Ali de Stern por otro. El cuadro perfecto de un tiempo que en nuestra memoria es un chicle amargo y bajo ese sabor está la certeza que fue en esos años donde en verdad nos hicimos grandes. Por eso los 90 jamás van a ser "los 90", por eso Los Prisioneros siempre van a ser mejor banda que Los Tres, porque cantaron canciones tristes cuando en verdad estábamos tristes. En Emociones clandestinas.

  8. Y la culpa fue de Mike Mills y la teja que cayó también, con suficiente fuerza para decidir no ir a Madonna, ni aunque me regalen la entrada, ni siquiera por respeto a su ícono pop. Porque en Madonna no habrá secundarios, será una adoración al ego con efectos especiales, sin gente buena tela rodeándola, porque en definitiva Madonna no tiene a su Mike Mills y con esa razón basta para saber desde ya que su show tiene cero posibilidades de ser el concierto del año: una cosa es llenar dos veces el Nacional, otra muy distinta es llegar de verdad al público. Por algo, en las fantasías adolescentes, uno nunca quiere ser el frontman, sino el guitarrista piola o el bajista místico. En Primeros secundarios.

  9. El cine–cómic es el nuevo western: culturalmente norteamericano, pegado con un simplista ideal de justicia, de moral fascista (asumida por sus propios cultores y personajes), extremadamente macho y catalizador del lado más infantil del hombre adulto. Y tal como sucedió cuando el "oeste" se independizó del cine de aventuras, de la mano de autores como John Ford, es probable que directores como Zack Snyder o el multifacético Frank Miller sean estudiados a futuro como las cabezas pensantes del género, los Howard Hawks de los superhéroes. Y que piezas como las dos "Batman" de Christopher Nolan sean equivalentes a "El tesoro de la sierra madre" o a "Río bravo". En la época de oro del far west estos filmes también eran juzgados (y prejuzgados) como escapismo barato. Así como hoy la taquilla se dicta adaptando un formato tan desechable como una historieta, en los 40 y 50, los "vaqueros" eran tomados del pulp, lo más rasca de la "literatura barata y popular", en una escala inferior a las tiras cómicas. En el nuevo Western.

  10. No todo es malo. De alguna forma el poder del nerd set ha influido en que la crítica haya bajado esa cuota de arrogancia y de gravedad extrema para recuperar el sentido de la emoción, que al final es el gravitante básico que debe importar al momento de acceder a una obra de arte. Porque claro, el fanatismo es bueno, si no hay pasión nada vale, el problema es cuando esto se confunde con ceguera y el juicio de que algo es bueno sólo porque a mí me gusta termina ganando el partido, lo que al final es tan pedante como esas largas críticas tipo ensayo que buscan segundas, terceras o cuartas lecturas a una película que, en el fondo, no era más que una entretenida tontera acerca de un tipo vestido de ratón volador. En Nerd Set.

Etiquetas: ,

7 Comentarios:

A la/s 5:41 p. m., Anonymous Ignacio dijo...

Qué lástima. Fucking crisis.

Uno se acuerda de haber pataleado hasta las náuseas por los recortes del editor... hasta que vienen los otros recortes.

 
A la/s 6:37 p. m., Blogger F. Ortega dijo...

exacto, hasta que vienen los otros recortes. Al menos los blog no sufren crisis, aun

 
A la/s 8:34 p. m., Blogger Antonio Díaz Oliva dijo...

Una lástima lo de las columnas.

Ya sé que no quieres escribir/hablar más de Watchmen, pero no sé si viste esto:

http://www.slate.com/id/2212953/slideshow/2212955/

Saludos

 
A la/s 9:00 p. m., Anonymous Cristóbal Marín dijo...

El fin de una etapa marca el inicio de otra.

Suerte!.

 
A la/s 10:20 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

Vaya, que pena. Yo leía la columna y la encontraba muy entretenida. De todas maneras, ¡ánimo! Pronto saldrá algo mejor.

Saludos y un abrazo ;D

Vero Manríquez.

 
A la/s 10:24 p. m., Anonymous Erick C. dijo...

Fuerza socio!! EL pueblo está contigo!! ;D
Hey.. pero no olvides continuar tus historias, que estan super.

Saludos

Erick C.

 
A la/s 12:21 p. m., Blogger Angol dijo...

Era divertida la columna, incluso conservo algunos ejemplares que me interesaron. Y en cuanto a eso de hecharle la culpa a la crisis, creo que hay aprovechamiento, no digo que sea el caso de El Mercurio, pero en muchas empresas se dieron cuenta que la crisis era una oportunidad para reestructurar el negocio, (la pega que hacen 10 la pueden hacer 7 o 5, en fin). Repito, no digo que sea tu caso, pero antes se dijo "El Mercurio miente", por lo que no es una posibilidad que haya que desdeñar.

 

Publicar un comentario

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal