FORTEGAVERSO: "AMEN" REGRESA EN LA COMIQUERIA

viernes, abril 30, 2010

"AMEN" REGRESA EN LA COMIQUERIA


Homenaje en la película LA COMIQUERIA (donde además soy actor) del gran Nico Lorca, al cómic de superhéroes inédito que con Dan Dreg hicimos el 97 para DEDALOS EDITORES. Se trataba de esto:

  • AMEN: Siglas de Acción Metahumana ENcubierta. Suerte de X-Men, mezclados con Gen-13. AMEN era un grupo de cuatro adolescentes con poderes, entrenados por una monja también con poderes, todo bajo el alero de un exclusivo colegio católico. En un principio trabajaban encubiertos para CATHEDRAL, pero luego se revelaban contra sus jefes, cuando la Monja Entrenadora, descubría el inmenso complot tras el desarrollo de los diversos proyectos AMEN. Se supone que los protagonistas del cómic eran uno sólo de estos grupos, precisamente la división de Santiago de Chile. La Monja, en un arranque de originalidad, se llamaba Angela y estaba dotada de grandes alas, podía además proyectar de la palma de sus manos espadas flamígeras. Pero como la idea de AMEN era la de un proyecto con fallas, cada vez que Angela usaba sus facultades se iba muriendo, ya que el metágeno -o mutágeno- activaba contra ella un cancerígeno y acelerador de la vejez. Y ahí estaba una de las claves del título, ya que el gran dilema de todo era que el poder actuaba en contra de su poseedor, esto porque el cuerpo humano no estaba autorizado a ser “meta”. Los 4 miembros de AMEN eran una chica súper fuerte, cuyo nombre no recuerdo, pero que estaba obligada a andar casi desnuda, ya que su piel era tan dura que rompía la ropa, tampoco podía estar en contacto con alguien, ya que sólo tocarla implicaba que uno perdiera los dedos. La suavidad de su piel era equivalente a una navaja. Usaba su pelo para rebanar a los enemigos y además podía volar a grandes saltos, como Hulk o el primer Superman. El chico de fuego tenía serios problemas para controlar su poder, ya que este le producía dolorosas quemaduras en todo el cuerpo, lo que sólo acabarían el día que se consumiera completo para asumir una forma completamente flamígera con lo cual perdería completamente sus rasgos humanos. Así estaba obligado a vivir dentro de una armadura que controlaba su temperatura. La chica psíquica también sufría eso del poder como maldición. Eran tal sus facultades mentales, que comenzó a perder el uso del resto de su cuerpo que se atrofiaba al grado de dejarla convertida en una cabeza más una especie de espina dorsal, esto la obligó a tener que ser “montada” en un cuerpo de metal cromado. Y el cuarto AMEN era un velocista que debía vestir como una momia de metal, ya que a la velocidad con la que se movía, chocar contra una mosca podría ser equivalente a un disparo.

AMEN
era parte del UNIVERSO CATHEDRAL, cuyo resumen y propuesta pueden leer aquí. Historias que como muchas, se perdieron como lágrimas en la lluvia.

Etiquetas: , , ,

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal