FORTEGAVERSO

miércoles, mayo 24, 2006

X-WEEK: LO QUE HAY QUE SABER (3ª Parte)

  • Atracciones Fatales (1995): MARAVILLOSA. Lejos mi saga favorita, no hay nada que decir. El protagonista acá es Magneto, quien tras una etapa de bajo perfil decide volver a lo grande en su manía por crear un paraíso para los mutantes. Se instala en órbita en una estación espacial llamada Avalón y desde ahí comienza la evacuación de todos los mutantes del planeta, ayudado por su personal guardia pretoriana llamada Acólitos. Los primeros en enfrentarse al grupo son los X-Factor, quienes salen bastante mal parados de este enfrentamiento, sobre todo Quicksilver quien presiente que su mesiánico padre está a punto de acabar con todo. Luego le toca el turno a los adolescentes de X-Force, algunos de cuyos jóvenes miembros son seducidos por los ideales de Magneto y lo siguen hasta Avalon. Al final del primer arco, el Amo del Magnetismo acude donde su amigo Charles Xavier y le pide que lo siga en su cruzada, como Charles no acepta, Magneto le dice que él y sus X-Men sufrirán las consecuencias. El segundo arco empieza con el pánico global que la ONU siente hacia Magneto quien hace que en un arrebato las fuerzas armadas ataquen con misiles a Avalón. Furioso el Señor de los Mutantes no encuentra nada mejor que romper el campo magnético de la Tierra produciendo un colapso global que deja a oscuras y revienta los aparatos electrónicos de la mitad del planeta. Xavier forma un equipo especial para invadir Avalon y detener a su amigo. En este enfrentamiento ocurre el duelo final entre Wolverine y Magneto, que termina con este último soltando todo su poder sobre las “atracciones fatales” en el cuerpo de Logan, licuándole y extrayéndole todo el adamantium. Wolverine termina por primera vez al borde de la muerte, lo que hace que Xavier tome la decisión final de borrar la mente de su amigo, con un ataque síquico que deja vegetal al poderoso terrorista mutante. Al final de la saga se revela uno de los misterios de la mitología X, las garras de Wolverine son naturales, no producto del adamantium, éste solo las cubría. De aquí y en adelante, hasta la recuperación del metal en la saga de “Los 12”, el feral canadiense se las verá con sus enemigos enfrentándolos con garras de hueso.
  • La Era de Apocalipsis (1995): La clave de esta saga es Legión, el hijo de Xavier, un adolescente que el Profesor X tuvo con la doctora Haller durante su estadía universitaria en Israel. Legión es un síquico súper poderoso que tiene la falencia de sufrir ataques de personalidad múltiple los que se activan con el sentimiento de haber sido privado de la atención de su padre. La Búsqueda de Legión es el inicio del ciclo. La mente del primogénito de Xavier estalla y crea un domo síquico en el desierto de Israel. Los X acuden y descubren que Legión esta viajando en el tiempo para asesinar a Eric Lenscher, el mejor amigo de su padre, quien se convertirá en Magneto. Legión está convencido de que sin Magneto, su padre habría vivido en paz y habría tenido tiempo para él. Pero el loquito se pega el condoro del milenio cuando en lugar de matar a Magneto asesina por accidente a Xavier y… Se quiebra la realidad y todo se va a la cresta. Sin Xavier y sin los X-Men las relaciones mutantes y humanas colapsan, pero eso no es todo, Apocalipsis, el súper mutante del futuro-pasado aparece y al no tener resistencia fríe al planeta con una ataque de sus fuerzas y las propias armas nucleares de los humanos. Pero en este apocalíptico mundo sin Xavier también hay espacio para los X-Men. Pero para unos X ligeramente diferentes a los que estamos acostumbrados. En esta versión de los héroes mutantes estos son una banda de rebeldes y terroristas guiados por Magneto y su joven esposa, Rogue, quienes por la memoria de Charles tratan de destruir a Apocalipsis y de arreglar lo poco que queda del mundo. Los buenos aparte de y Magneto, son Rogue, Gambit, Banshee, Iceman, Weapon-X (Wolverine manco, si, le falta un brazo), Jean Grey, Storm, Quicksilver, Sunfire, Morph, Kitty Pride, Colossus, Mystique, Sabretooth, Angel, Blink, Jubilee y Nightcrawler entre otros. Por los malos corren Apocalipsis y sus cuatro jinetes, además de Beast y los hermanos Summers (Havok y Cyclops). Una de las mejores realidades paralelas del universo de la X, que durante un año reemplazó a la continuidad oficial y que tras el especial Omega desapareció dando paso a la “normalidad”.
  • Onslaught (1997): Durante años uno de los plot más repetidos en la mitología X fue la de un traidor que enviaría a todos los mutantes a la perdición. Pues esta saga que recorre TODOS los títulos Marvel (no solo los X) da la respuesta. El traidor no es otro más que Xavier. Resulta que tantos años de peleas y rivalidades con su ahora catatónico amigo Magneto (que quedó así tras Atracciones Fatales), no le hicieron muy bien al calvo profesor y este de un día para otro aparece convertido en un ser que se hace llamar Onslaught que acaba tomando el control de Nueva York y de los Estados Unidos obligando a todos los héroes del planeta a aliarse con los X-Men en una ofensiva total. Aparece Joseph, una versión amnésica, buena y joven de Magneto y X-Man un fugado de la Era de Apocalipsis, hijo genético de Jean Grey y Cyclops de esa realidad. Al final y tras un titánico combarte en el Central Park, Nueva York queda semi destruida y los héroes más importantes del planeta (El Capitán América, los Cuatro Fantásticos, Iron Man, Hulk y los Vengadores) desaparecen de la continuidad. Dando por muertos a sus campeones, el mundo regresa al odio anti-mutante, acusando a los X-Men de haber causado tal despelote y produciendo quiebres en el equipo y persecuciones genéticas. Además de la detención temporal de Xavier a cargo de Valerie Cooper, oficial jefe de asuntos mutantes del gobierno y directora de X-Factor.
  • New X-Men: Con perdón, pero pongámoslo así. Imaginemos que al Canal 13 cada vez le va mejor con “Machos”, pero los jefes no están conformes y quieren mejorar el producto así que llaman a un exitoso escritor extranjero, que podría ser Vargas Llosa o Rodrigo Fresán, para que se haga cargo de los guiones garantizándole absoluta libertad creativa, claro manteniendo lo básico del origen y la personalidad de los personajes. Pues eso es New X-Men. El 2000, tras el éxito de la película de los X, Marvel decidió renovar su título mutante emblema y se lo entregó al inglés Grant Morrison, escritor, dramaturgo, rockero, ex mienbro de la Royal Shakespeare Company y autor de alguno de los cómics de autor más emblemáticos de los 90, como Los Invisibles (fuente de Matrix), Doom Patrol y la mítica novela gráfica Arkham Asylum de Batman. Como Morrison ya había probado la torta de la industria en su lado más comercial gracias a su celebrada versión de la Justice League para DC un par de años antes, le dio el si a Joe Quesada, editor de Marvel y viejo amigo suyo. Así el Nº 112 de X-Men fue el último número de esa colección con ese nombre, el último en el cual los muties se vistieron de colores y se comportaron como superhéroes, porque a partir del nº 113, bajo el titulo de New X-Men todo fue distinto. Si no has leído New X-Men te recomendamos que antes qiue nada te olvides de los X-Men que has visto en monos animados y cómics viejos, nada de eso es, nada de eso sigue pasando en la actual continuidad X de Marvel. Tras Morrison todo es distinto. De partida es un cómics derechamente más de ciencia ficción que de superhéroes y esta lleno de conspiraciones y claves genéticas y cyberpunks. Los X se visten de negro y son profesores de una escuela en verdad poblada de freaks adolescentes. Además son muchos menos. El team básico lo componen el Profesor Xavier, Wolverine, Beast, Jean Grey, Cyclops y Emma Frost, alias White Queen. No hay más. El resto de los mutantes están repartidos por equipos X que actúan de forma separada al equipo de Xavier. Han pasado algunos años y el equipo ha cambiado, las relaciones internas no son del todo armoniosas. Xavier no es el santo que todos pensábamos. El matrimonio entre Jean y Scott anda como las huevas, mientras descubrimos que durante todos estos años la pelirroja síquica ha mantenido una relación secreta y extramarital con Logan. Por su lado Scott no lo hace nada mal, revolcándose con la sexy White Queen. Y Beast, pues el Dr. Hank McCoy como que quiere y no quiere salir del closet. Y como si fuera poco, queda claro que Jean no ha perdido nada de su poder Phoenix, solo aprendió a controlarlo. O sea sigue siendo la mujer más poderosa del planeta. New X-Men larga con la saga E For Extintion en donde Cassandra Nova, la gemela genética de Xavier, una fundamentalista antimutante, se las arregla para destruir con un ataque nuclear la isla-país de Genosha, gobernada por Magneto, asesinando a 16 MILLONES DE MUTANTES de una, incluido el amo del magnetismo. Esto dispara una nueva ola de histeria mutante. Pero no sólo eso, sino también la conversión del difunto Magneto en el mártir mesiánico que siempre quiso ser en vida (su rostro se convierte en el ícono cultural más pedido en póster y camisetas desplazando al Che Guevara), además del surgimiento de grupos paramilitares de mutantes como los X-Corps y movimientos tan freaks como los U-Man, secta de humanos normales que quieren convertirse en mutantes para lo cual capturan muties y los mutilan para injertarse partes de ellos en sus cuerpos. Heavy. Y hay más. Toda la nueva continuidad se mueve con la certeza de que a la raza humana, o sea a los Homo Sapiens normales, sólo le quedan unos cuantos años antes de ser definitivamente reemplazada por los Homo Superior.
  • Ultimate X-Men: Todo desde cero. Es la historia de los X-Men contada de nuevo. Son los mismos personajes de siempre pero en nuevas versiones. Vamos con calma. En 1999, Marvel decidió atacar de raíz a su peor enemigo, los 40 años de continuidad, factor que espantaba a una nueva generación de lectores que no estaban ni ahí con comprar personajes de otra época. Para qué, si con Spawn y otros títulos de la era Image tenían sus propios nuevos personajes. Así que los capos de la casa de las ideas decidieron crear la línea Ultimate. Un universo paralelo en que se contarían de nuevo las mismas historias, pero con nuevas versiones de los personajes y una narración más acorde con los nuevos tiempos. El título debut fue Ultimate Spider-Man, una mezcla entre Dawson´s Creek y el Spider-Man clásico que se centra en los problemas cotidianos de un Peter Parker adolescente que en lugar de fotógrafo trabaja de webmaster para una especie de “Zona de Contacto” del Daily Buggle y que no duda en revelarle a Mary Jane Watson que él es Spider-Man con tal de agarrársela. Fue una bomba atómica. Tanto así que el Spider-Man de Ultimate Spider-Man fue elegido como el mejor “nuevo personaje” del año 2000, por varias publicaciones especializadas. Con esos antecedentes el siguiente paso parecía lógico, había que “Ultimizar” a los X-Men. Así el segundo título de esta colección fue el más obvio: Ultimate X-Men, a cargo de Mark Millar (responsable de los maravillosos The Authority de Wildstorm) con dibujos de los hermanos Kubert. Y si Ultimate Spider-Man fue una bomba atómica, los Ultimate X-Men resultaron un artefacto termonuclear. Frescos, divertidos, cool, adolescentes, sexies, los adjetivos para definir esta nueva serie sobran. Y con razón. Gracias a este título y a los New X-Men de Morrison, los X son por mucho los mejores cómics comerciales actualmente en el mercado. ¿De que tratan? De lo mismo que todos conocemos, pero con una aire muy siglo XXI y mas centrado en las relaciones entre ellos, mal que mal acá todos tienen entre 14 y 17 años así que las hormonas están que arden (para convencer a Nightcrawler de ayudarlos, Jean se aparece en ropa interior en la mente del teleportador alemán). Los Ultimate X-Men son básicamente un grupo de chicos con súper poderes, que pasan su día aprendiendo a usarlos y a llevarlos. Se comportan como estrellas adolescentes, se creen el cuento, tienen sexo y les da lo mismo y odian usar nombres de batalla. Una de las gracias mas freak es que por primera vez se da una explicación lógica de porque los X-Men usan uniformes (son invisibles a los sistemas de detección anti-mutantes), los que no son de colores, sino negros, con diseños de última moda. App Y por primera vez en 40 años Cyclops resulta ser un tipo cool, con más estilo incluso que Wolverine. Si te gustan los mutantes este es un título indispensable y aprovecha que gracias a los mexicanos de ViD está en quioscos y bastante bien traducido a nuestro idioma. Para terminar, si Ultimate X-Men resultó mejor que Ultimate Spider-Man, nada se comparó con lo que vino después, la tercera colección regular de esta línea, titulada simplemente Ultimates, la cual “ultimizó” a los clásicos Capitán América, Iron Man, Hulk y compañía. ¿Puede alguien creer que un anacrónico superhéroe vestido de bandera norteaméricana pueda tener onda? Pues yo nada, hasta que leí Ultimates. Una maravilla. Aplausos para Marvel, que con esta línea reconquistó el universo de los tebeos.
  • Origen: El 2001 el mundo del cómics comercial se movía en torno de Dark Knight Strikes Again, la esperada secuela del Dark Knight de Frank Miller (1986). Golpe editorial con el cual DC juraba iba a reventar a crítica y ventas. Notición insuperable contra el cual Marvel tenía una difícil, sino imposible pelea. Pero el mundo de los cómics tiene caminos misteriosos y en septiembre de ese año, Joe Quesada hizo público el secreto mejor guardado de la casa de Stan Lee, el arma secreta con la cual iban a enfrentar el “Contraataque del Caballero Oscuro”. El misil se llamaba Origen, una miniserie de 6 números en la cual el guionista Paul Jenkins, acompañado del propio Quesada en historia y un excelso equipo gráfico capitaneado por Andy Kubert y Richard Isanove en pintura digital revelarían el secreto mejor guardado de las historietas: el origen de Wolverine… Creado en 1974 por Len Wein, el popular mutante canadiense siempre fue un enigma. Y su amnesia previa a la entrada con los X-Men no ayudaba mucho. Claro, algunos vistazos a su pasado se habían dado. Se supo lo del injerto de adamantium, que sus garras eran de hueso, por lo tanto estas eran anteriores a su paso por Weapon-X. También había luces de su permanencia en el equipo de superhéroes gubernamental de Canadá, los Alpha Flight y que antes estuvo en grupos especiales de la CIA. Incluso el Capitán América y Nick Fury decían haber peleado junto a él en la 2ª Guerra Mundial. Claro, Logan no recordaba mucho, por no decir nada. Lo único que parecía estar claro es que gracias a su factor de curación, su envejecimiento también se había retrasado. Es decir Wolverine era más viejo de lo que se pensaba, de hecho perfectamente podía tener más de 100 años. Obviamente Origen fue un golpe editorial, más grande incluso de lo que Marvel esperaba y sorpresivamente mayor a lo que resultó ser el retorno de Frank Miller al sombrío futuro de Batman. Los atrasos de este último y su criticado estilo visual le jugaron incluso más en contra que Origen. Para el 2002 ya quedaba claro que Marvel había nuevamente ganado la pelea. Como alguien dijo por ahí, más parecida a una película de James Avory (Lo Que queda del Día) que a lo que un personaje como Wolverine nos tiene acostumbrado, Origen es una pausada narración que nos sitúa a fines del siglo XXI a través de la narración de Rose una chica de 13 años, curiosamente muy parecida a Jean Grey que llega a trabajar a la mansión de los Howlett una acaudalada familia de la región de Alberta. La joven conoce en el lugar a dos niños de su edad, James Howlett, el enfermizo heredero de la fortuna familiar y Logan, alias Perro, problemático y maltratado hijo de un lugareño, que siente amistad y al mismo tiempo odio y rivalidad por el enclenque James a quien no duda en maltratar cada vez que puede. Estos celos se intensifican con la aparición de la joven Rose de quien ambos adolescentes se enamoran. Importante es la presencia del padre de Perro, llamado también Logan, un borracho violento cuya apariencia es la que más recuerda al Wolverine que todos conocemos. La familia Howlett es misterios y algo raro envuelve a la madre de James, quien jamás sale a la luz del día y habla de un monstruo del cual debe protegerse, Una noche Rose, descubre a la señora mientras esta se viste y ve que su espalda está marcada por cicatrices de garras. Este hecho, más una serie de eventos que culminan en la muerte del padre de John revelan que el enfermizo joven es en realidad una criatura oscura que al sentirse amenazada es capaz de proyectar garras de hueso de sus antebrazos además de una ferocidad animal. Así el debilucho de James termina asesinando al padre de Perro e hiriendo seriamente a este joven, tras el cual se ve obligado a huir junto a Rose a las montañas de Canadá donde adopta el nombre de Logan (como su rival infantil) a la par que va olvidándose de los traumas de la infancia. Perdido en el norte, John/Logan va aprendiendo a sobrevivir por si solo, sumando odio y llevando una doble vida como minero de día y líder de una manada de lobos, tras pelear y asesinar al macho regente, por las noches. El final de esta tragedia mutante, absolutamente necesaria tanto para fans de Wolverine, de los X-Men como para seguidores del buen cómics, lo dejo abierto. La serie está editada en español y se encuentra en kioscos del centro a 2 lucas cada tomo (lo editaron en tres, con dos volúmenes de la edición gringa por ejemplar). Y si, desde ahora en la continuidad oficial del universo Marvel, Logan es sólo un apodo de Wolverine, su verdadero nombre (firmado por los capos de la editorial) es James Hewlett

2 Comentarios:

A la/s 12:57 p. m., Blogger Villalobos dijo...

Ortega, tu detallismo enciclopédico respecto a los mutantes me sobrecoge y emociona. Se me anduvo cayendo una lágrima de puro verte revolcándote en tanta trivia del noveno arte. Bien.

 
A la/s 5:17 p. m., Blogger DonPepon dijo...

la raja!
me puse a bajar de nuevo!
muchas gracias!

 

Publicar un comentario

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal