FORTEGAVERSO

jueves, enero 12, 2006

GEN HBO (1ª Parte)

Así titulé un artículo publicado en CAPITAL el primer semestre del 2003. Las columna le gustó a Fuguet quien me propuso escribir un reportaje largo a dos manos sobre el tema -HBO, se entiende- para la revista LOFT, una publicacion gringa-colombiana que aparece en Miami. 23 mil caracteres sobre televisión en estilo libre y lo más alto que me han pagado por un articulo. Dos razones para no putear contra el libre mercado. Desde entonces soy muy querido por la gente de HBO... una tontera al final, pero siempre se agradecen las poleras y regalos. Como sea, esta es la primera parte del artículo.

Publicado originalmente en revista LOFT, octubre 2003.

Cuestión de genética: El Gen HBO

¿En qué momento nos cambió la televisión? Ni idea, pero desde hace un par de años, HBO nos está cambiando la vida, que en este caso es casi lo mismo. "Los Soprano", "Six Feet Under" y lo que venga, más que series son una forma de vida. O si lo prefieren, la mejor droga del mundo.


Hace unos cuatro meses me pidieron que escribiera un artículo tipo tesis sobre el fenómeno de las series HBO. Nada muy catedrático, claro, aunque sí con harta vida y cultura popular. Retratar de qué manera las "series HBO" le cambiaron la cara a la industria dramática televisiva y sobre todo cómo han impactado en los televidentes latinoamericanos.
La idea era saltarme el hablar con los guionistas de las tele-series de HBO (no confundir con las llamadas teleseries, telenovelas o culebrones) o con los productores, para así evitar que se llenaran la boca hablándome de la inmensa calidad de estas producciones y como las han aplicado a la forma de hacer televisión. No toda la gente que hace cosas geniales es un genio y esa es mi impresión de HBO. La estrella, como en los viejos estudios de cine de Hollywood, es justamente el estudio.
No es el sexo explícito ni el lenguaje real ni el hecho que se atrevan con temas adultos. Eso es pero es más. Tampoco es la posibilidad que tienen de no sentirse atados a tener que economizar y economizar minutos y secuencias para lograr que un filme dure menos de dos horas. No. Todo esto es clave, sí, pero acaso lo más subversivo de todo es que en HBO, el talento de una sola persona no es valorado. La teoría del autor, que llevó a la creación de la nueva ola en Francia, no es admitida en HBO. No creen que detrás de toda gran obra hay un autor. Creen que detrás de toda gran obra hay un gran equipo.
Quizás esa es la receta básica de HBO.
Un dato antes de continuar: no veo tanta televisión. Al menos no tanta como para sentarme a teorizar sobre un programa o tendencia de la pantalla chica. Lo mío es el cine, que aunque se parece, no es lo mismo. Lo malo es cuando uno ve HBO empieza a dudar del cine y, sobre todo, a encontrar todas las películas malas
Decidí no hablar con gente de televisión acerca de este "fenómeno televisivo" sino con alguien que ve televisión. Que ve mucha, mucha televisión. Que ve demasiada televisión. Decidí hablar con alguien que respira y come televisión.
No me quedó otra, por lo tanto, que llamar a Francisco Ortega, el hombre que ha visto demasiado. Esto fue, más o menos, lo que hablamos.

(Continúa)

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal