FORTEGAVERSO

miércoles, mayo 31, 2006

MAÑANA MATCH POINT

La mejor película de Woody Allen desde “Crímenes y Pecados” está en las antípodas del resto de su filmografía: menos histeria y más moral, cero comedia y harta más carne.

Y gracias a esta crítica -aca sólo un fragmento. me citaron en el póster promocional para Chile. Ok, alza de egómetro, pero esa es la moral de este blog. La reseña completa en la Rolling Stone de mayo.

“Match Point” Un Cuento Moral

A veces hay que elegir. Lo que nos apasiona o los que no hará rico, la mujer buena o la que nos hará sufrir, la bella o la elegante, la hermana del mejor amigo o la novia del mismo. Chris (Jonathan Rhys Meyers) está parado en la intersección de todos esos caminos. Como personaje de Charles Dickens, un moderno David Copperfield o un contemporáneo Nicholas Nickleby, Chris ha pasado toda su vida tratando de liberarse de su origen humilde, aprovechando cuanto escalón aparece en su camino. Sabemos que su primera vía de escape fue el tenis, deporte en el cual ascendió cuanto pudo, pero que finalmente no le dio el estatus que tanto ansiaba. Chris es un héroe moral, una figura de fábula que desde el primer segundo de metraje no es mostrado como alguien que no se detendrá para obtener sus fines, que a pesar de tener muy claro lo que separa al bien y el mal, sabrá usar el cinismo y también la suerte para alcanzar sus deseos.
Match Point, es por mucho la mejor película de Woody Allen desde Crímenes y Pecados. También -a un nivel estructural- es la más distinta de todas. De partida, y en lo formal, el director abandona su clásica geografía de hora y media para superar las dos horas de metraje. Deja su clásica escenografía neoyorquina para trasladarse a Londres, ciudad en las antípodas de la gran manzana, desde lo arquitectónico a lo ético. Se aparta también del factor comedia de su obra, no habiendo ningún personaje en toda esta fauna que resuma la histeria y el humor que tan buenos resultados le consiguieron al responsable de piezas claves como Annie Hall y Manhattan. Pero Allen más que un director es autor y en Match Point se repiten ideas y personajes tan improbables como el propio Chris, un tenista superficial que sin embargo ama la ópera y lee a Dostoievsky, buscando en su prosa el sentido de la vida. En este ritmo, la película debe verse como la pieza más madura de su filmografía. De un giro completo en sus obsesiones y un llamado de atención que dice, ok, ya estoy viejo, no necesito más psicoanálisis ni discusiones acerca de Bergman y Proust. En este punto, resulta curioso que el único ente de Match Point que funciona como un alter ego del realizador sea Alec (Brian Cox), anciano padre de Tom y Chloe, un tranquilo aristócrata amante del arte, cuyas breves interrupciones denotan el lado más afectivo y querendón del filme. Allen ya no es más un histérico divorciado, hipocondriaco y quejón, su yo actual hace rato que pasó la barrera de los sesenta años para convertirse en un abuelo paciente que trata de mantener el orden de su universo. Y eso, en este filme se nota harto.
La historia de Match Point es simple. Chris ha dejado el tenis profesional para mudarse a Londres, donde encontró trabajo como instructor en un aristocrático club...

Lee la crítica completa en Rolling Stone, Mayo

7 Comentarios:

A la/s 1:01 p. m., Blogger Villalobos dijo...

"es por mucho la mejor película de Woody Allen desde Crímenes y Pecados". Bueno, Ortega, reconoce que la vara no estaba muy alta. ¿Y por qué nadie ha mencionado a Chabrol, que ha contado esta historia cinco o seis veces y harto mejor?
Nunca he entendido el culto a este mediocre y cómo gente inteligente defiende mierdas como La mirada de los otros o Sweet and Lowdown. Misterio gozoso.
M.P. está bien contada, pero me emputeció ese cinismo final de Allen, esa cosa neutra de contarte la historia y después pegarte un codazo como diciendo "qué terrible, ¿no? el mundo no tiene sentido. Todo es espantosamente inexplicable. Ahora, permiso, me iré a tomar un vino de 500 dólares".
Para ser una historia moral, la película es bastante eunuca, tienes que reconocer.
Igual bien el comienzo de tu crítica.

 
A la/s 3:20 p. m., Blogger F. Ortega dijo...

ojala mas gente tuviera tu vision gastrica del cine. por eso eres tan bueno en lo tuyo, V, porque te enamoras u odias las películas. Lo de Kiltro fue de antologia. Viste que en la última Que Pasa, Pablo Illanes destaco CivilCinema como el mejor sitio de cine de la red.

 
A la/s 3:50 p. m., Blogger Villalobos dijo...

No tenía idea. Vamos a mirar. Gracias por el aviso.

 
A la/s 11:52 a. m., Anonymous Carlos Nicolini. dijo...

No he visto "Match Point", pero "Sweet and Lowdown" me gustó harto, no entiendo por qué cuando salió algunos críticos básicamente dijeron "Allen hizo 'Zellig' de nuevo", cuando por lo que he visto de "Zellig" (todavía no la he visto entera), son bastante distintas, fuera de la cosa del documental falso (que por lo que he visto está manejado de maneras distintas en ambas películas). En fin, no es que encuentre que "Sweet and Lowdown" esté al nivel de "Hannah and Her Sisters", pero me parece que está subvalorada... a lo mejor, como la película es una examinación de la genialidad (o eso entendí yo) y el personaje de Sean Penn era un genio lleno de excentricidades, mucha gente no encontró cómo identificarse con el protagonista y la descartaron como sólo una extraña historia de un tipo mala clase que era seco para tocar la guitarra. En fin, qué se le va a hacer.

 
A la/s 12:49 a. m., Blogger fró dijo...

más q crítica parece el argumento, que larga.

oye, siempre hay q elegir no a veces. siempre.

y está buena match point, odié a chris y ramirez tambien, y en tu critica dice todo lo que él dijo hace un rato así que cóbrale derecho de autor.

sl2.

 
A la/s 11:27 a. m., Blogger F. Ortega dijo...

viceversa. Esta critica saliuo publicada antes que la de Ramírez

 
A la/s 5:08 a. m., Blogger juan carlos dijo...

peleándose por mi primo Ramírez?
esta Froda...

 

Publicar un comentario

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal