FORTEGAVERSO: GO-BOTS, LOS OTROS TRANSFORMERS

martes, julio 17, 2007

GO-BOTS, LOS OTROS TRANSFORMERS


En julio de 1984, el mismo mes en que Sunbow, bajo el auspicio de Hasbro, estrenaba The Transformers; Hannah-Barbera, impulsada por la juguetera Tonka, hacía lo propio con The Challenge of Go-Bots, una historia acerca de robots extraterrestres capaces de transformarse en vehículos, que traían su guerra de las estrellas a la Tierra. Tanto Transformers como Go-Bots eran versiones gringas de juguetes japoneses, aunque los Go-Bots (hay que decirlo, eran bastante al peo). Sergio Alejandro Amira, más conocido como El Solipsista Ilustrado, se mandó el groso artículo sobre los Go-Bots, incluido en la serie de especiales Transformers que los capos de El Calabozo del Androide, se despacharon años antes de que los "Transformadores" volvieran a estar de moda. Y esta semana, por toda la revolución Energonómica, causada por el estreno de la película, los amos del Calabozo volvieron a subir sus monográficos. En forma especial destaco el cuento "Exilio en el pasado distante" del gran Pablo Castro, un fanfic de la puta madre acerca de los últimos días de Megatron... para llorar.

Acá un adelanto del reportaje a los Go-Bots, del Solipsista. Lo publico sin su permiso, pero confío en la buena onda que hay para que no me mandé a Ravage y a Lazerbeak ha despedazarme... Transform and roll out...



CHALLENGE OF THE GO-BOTS

La serie de los Go-Bots fue estrenada en la televisión norteamericana en enero de 1984 y se llamó Challenge of the Go-Bots, fue producida por Hanna-Barbera, contó con 37 capítulos y finalizó con el filme Go-Bots: Battle of the Rock Lords, siendo los Rock Lords del título robots que podían transformarse en rocas y piedras (supongo que los “creativos” de Bandai, siguiendo la misma línea de pensamiento “a los niños les gusta jugar con robots y automóviles, ¡hagamos entonces robots que se transformen en vehículos!”, pensaron: “a los niños les gusta arrojar piedras y quebrar los vidrios de las ventanas ¡hagamos robots que se transformen en piedras!”. Hay un sujeto llamado Gianfranco Origliato que en su sito Web asegura que “la película Go-Bot es considerada superior a la de los Transformers!” ¡Por Dios!, ¿cómo puede decir tal cosa?, ¿quién exactamente considera cierto tal disparate? No creo que ni el fan más acérrimo de los Go-Bots (si es que existen) podría asegurar tal cosa. Yo tuve la mala fortuna de ver la película aquella y aunque soy uno de los más grandes detractores de Transformers: The Movie debo decir que es infinitamente superior en todo aspecto a Go-Bots: Battle of the Rock Lords.

Versión completa, acá.

Etiquetas: , , , , , ,

3 Comentarios:

A la/s 2:00 p. m., Blogger Pablo A. Castro dijo...

Con Amira y Miguel Angel Lopez (co-ganador de UPC junto a Baradit) formamos un grupo yahoo donde estamos colocando otras historias. La idea es publicarlas. Yo estoy haciendo una sobre los Stunticons. Amira trabaja en otras y Miguel hizo una sobre Metroplex.

Hay Transformers para rato muchachos!!!
Y pensar que en esos tiempos la felicidad era una tarde a las 16:45, Transformers y una buena once.

saludos

Castro

 
A la/s 3:05 p. m., Blogger F. Ortega dijo...

Me aviso Amira, de hecho parece que van a subir mi entrevista a Rodimus tb. Ya comunicaremos. Un abrazo

 
A la/s 1:48 a. m., Anonymous Anónimo dijo...

Aunque de la lata, la pelicula no es tan buena. Y ojo, no la comparo con la pelicula animada. Solo pienso en cómo vibré aquellas tardes de pendex frente a la tele cuando veía a Optimus alzarse del taller de reparaciones para hacer pebre a Megatrón, o cuando vi a uno de los Dinobots creando un terremoto de un solo tacazo y derribando a Rumble, o cuando desenterraron a Skyfire, o cuando los Constructicons formaron a Devastator por primera vez, y luego comparo esa emoción con la que sentí recién en el cince con la película, y bueno, no compiten.

Además, si bien comprendo el cambio en el diseño del vehículo, no entiendo porque los robots tienen ese aspecto de CPU desarmado, con piezas a la vista, poco ensamblaje, todo tan a lo mesa de taller de reparaciones. Las peleas se volvian confusas, parecia una sola madeja de cables. Para qué mencionar a Starscream, sin su personalidad rastrera y traicionera. En fin, para eso estan las segundas partes.

Carreño

 

Publicar un comentario

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal