FORTEGAVERSO: UTILIDAD PUBLICA: REGALAMOS EL ULTIMO DE NEAL STEPHENSON

viernes, agosto 31, 2007

UTILIDAD PUBLICA: REGALAMOS EL ULTIMO DE NEAL STEPHENSON


El último libro del maestro Neal Stephenson se llama EL SISTEMA DEL MUNDO y Muy Interesante junto con Ediciones B tienen ejemplares para regalar. La cosa es simple, contestar un cuestionario publicado al final de la revista y mandar las respuestas al mail de Muy. Y como ésto es puro libre mercado, los que quieran ganarse un ejemplar deben partir por comprar la revista, a partir del lunes en todos los kioscos. Ojo, que todas las respuestas al cuestionario, están en el artículo que sigue y que les adelanto de puro buena onda que soy...

NEAL STEPHENSON
EL PROFETA DEL DIAMANTE

Gurú de la era internet, padre espiritual de Second Life y fundador de la llamada Ciencia No-Ficción. En “El Sistema del Mundo”, Stephenson está de vuelta en su cancha favorita: buscar el origen de la alta tecnología en los debates intelectuales del siglo XVII


¿Por qué va así de equipado un repartidor de pizzas? Porque la gente depende de él. Es un modelo a imitar. Esto es América. La gente hace lo que le da la puñetera gana, ¿algo que objetar? Porque tienen derecho. Y porque tienen pistola y no hay quien coño pueda pararlos. El resultado es que este país tiene una de las peores economías del mundo.
En resumen, y ahora hablamos de la balanza comercial, que después de haber dejado escapar nuestra tecnología a otros países y que todo se uniformice, haciendo posible fabricar automóviles en Bolivia y microondas en Tayikistán para venderlos aquí; ahora que los buques y los dirigibles gigantes de Hong Kong transportan mercancía entre Dakota del Norte y Nueva Zelanda por una miseria y han conseguido reducir nuestra ventaja en recursos naturales de la nada; una vez que la Mano Invisible ha tomado todas las desigualdades históricas y las ha untado sobre el globo formando una gruesa capa de lo que un albañil pakistaní considera prosperidad... ¿Sabes qué? Que al final sólo hay cuatro cosas que podemos hacer mejor que nadie:

  1. Música
  2. Películas
  3. Softwares
  4. Repartir pizzas a alta velocidad

El fragmento pertenece al primer capítulo de Snow Crash (1992), la tercera novela de Neal Stephenson, pero la primera que le dio fama mundial y lo puso en el ojo del huracán como una de las voces más potentes de la literatura de anticipación científica. La gran U (1984) y Zodiac (1988), sus libros anteriores, una novela universitaria y un thriller ecológico, pasaron sin pena ni gloria, algo muy distinto a la fiebre conceptual que desató Snow Crash, considerado por muchos la novela definitiva de la era de Internet, incluso más que la fundacional Neuromante (1984), de William Gibson.

No es casual que Fry, el héroe de Futurama, de Matt Groening, sea un repartidor de pizzas, igual que el personaje central de Snow Crash. Groening lo sostuvo desde el inicio: su idea tras Futurama era convertir la novela de Stephenson en una serie animada. Como los derechos no estaban disponibles, plagió toda la cantidad de “conceptos snow crash” que pudo para darle forma a Futurama, como lo del repartidor de pizzas y el modo en que uno navega en la red siendo un personaje dentro de una especie de dimensión paralela originada por la conciencia unida de todas las computadoras del mundo.

La importancia de Snow Crash va más allá de sus repercusiones literarias en el género de la ciencia-ficción y se extrapolan a la evolución de la Internet misma. La obra de Stephenson fue la primera en hablar de avatar como sinónimo de personalidad virtual. Y su visión de la red como un Metaverso, con la forma de una inmensa calle, se considera la base y la inspiración de Second Life, la más exitosa de todas las comunidades online.

A inicios del siglo XXI se decía que 9 de cada 10 programadores del mundo trabajaban con un ejemplar de Snow Crash sobre el escritorio. No sólo eso: se sabe que para trabajar en Apple uno de los requisitos es leer Snow Crash, libro del cual la empresa de Steve Jobs toma incluso exámenes.

Tras el éxito de esta novela, Neil Stephenson se convirtió en el gurú tecnológico favorito de la revista Wired y en nombre obligado a la hora de hablar de las consecuencias sociales proyectadas y originadas en la alta tecnología. Su segundo libro (cuarto en rigor), La Era del Diamante: Manual Ilustrado para Jovencitas, pasó del ciberespacio al ámbito de la nanotecnología y la socio-ficción.

La novela se llevó los galardones más importantes del género y constituyó el prólogo obligado a su mayor obra, Criptonomicón (1999), que cuenta la historia de la criptografía en clave de novela de aventuras, constituyendo el año cero para un nuevo subgénero que se ha denominado science non-fiction o ciencia de no-ficción. Y en el caso particular de la carrera del autor, le sirvió de inicio para una serie de novelas, englobadas en el llamado Ciclo Barroco, con las que Stephenson pretende reconstruir en clave de ciencia no-ficción la historia de la tecnología, desde la Ilustración hasta el futuro en que se desarrollan Snow Crash y La Era del Diamante.

Stephenson, libro por libro

Snow Crash (1992): Hiro Protagonist lleva una doble vida. En el mundo real es un ex programador convertido en repartidor de pizzas de alta velocidad, pero en la virtualidad del Metaverso es un asesino samurai a sueldo. Su vida se mueve entre ambas dimensiones, hasta que un virus informático, que es capaz de infectar tanto real como virtualmente, amenaza con destruirlo todo.

La Era del Diamante: Manual Ilustrado para Jovencitas (1994): Como Historia de dos Ciudades de Dickens, pero en clave cyberpunk. La sociedad neo-victoriana rige el mundo desde la ciudad de Nueva Atlántida, antes conocida como Shanghai. Y en ese universo le encargan a un ingeniero la creación de un manual interactivo para educar a la hija de un poderoso Lord. Este manual es tecnobiológico y es capaz de evolucionar junto a su propietaria. Los derechos de la novela fueron comprados por George Clooney y HBO con la idea de desarrollar una miniserie.

Criptonomicón (1999): Dividido en tres tomos en su edición en español, El Código Enigma, El Código Pontifex y El Código Artefisa. Mientras por un lado se nos cuentan los esfuerzos de los aliados por romper los códigos secretos del Eje durante la 2ª Guerra Mundial, por el otro se narran los esfuerzos de un grupo de criptógrafos contemporáneos por crear un utópico paraíso infográfico.

Ciclo Barroco Vol. 1: Quicksilver (2003): En español en tres volúmenes: Azogue, El Rey de los Vagabundos y Odalisca. Stephenson inicia su obsesión por relatar la historia de la ciencia moderna, iniciando todo en la Inglaterra de 1660, cuando la Ilustración empieza a ganar terreno por sobre la religión.

Ciclo Barroco Vol. 2: La Confusión (2004): En español en dos partes, Confusión 1 y Confusión 2. Continuación directa de las tres primeras novelas del ciclo, pero ambientadas en Manila, Japón y México.

Ciclo Barroco Vol. 2: El Sistema del Mundo (2004): En español también será publicado en tres libros, el primero de ellos, El Oro de Salomón, acaba de llegar a librerías locales. A éstos les seguirá, durante el año, Moneda y El Sistema del Mundo (Final). Esta trilogía nos lleva de regreso a Londres, pero en el año 1714, cuando secretamente comienza a aparecer una nueva ciencia: la criptografía, conectando todo el universo del Ciclo Barroco con los eventos de El Criptonomicón.


Etiquetas: , ,

2 Comentarios:

A la/s 5:22 a. m., Blogger bicho maldito dijo...

Buena visión crítica de Stephenson sobre el estado de las cosas. Creo que pertenece a esa hermandad silenciosa de tíos que no dan mucho más tiempo a la civilización del modo en que la conocemos. En eso me tiene de su parte.

Pero tampoco hay que ser demasiado pesimistas. Ya ves que cuando se puso en marcha el 1er tren, allá en el XIX, muchos pensaron que era el demonio, y al poco tiempo se subían para llegar más rápido a cualquier parte. Y siguen subiendo.

Salu2

 
A la/s 2:57 p. m., Blogger Pablaktus dijo...

Gracias mil por tal reseña, no conocia al autor, pero ya me olia que Futurama venia de otra cosa mayor. Me haré apenas pueda con las novelas.
Gracias de nuevo!

 

Publicar un comentario

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal