FORTEGAVERSO: Y EL DOMINGO EN EL MERCURIO

lunes, febrero 12, 2007

Y EL DOMINGO EN EL MERCURIO



Algo asi como ubicuidad de fin de semana. En fin. O patudez o voy a pagar el precio, pero bueno, lujillos que uno puede darse. Fue en la Revista de Libros/Artes y Letras, en un homenaje a Lovecraft que compartí con amigos y colegas como Pato Jara, Jorge Baradit y Francisca Solar.

5 RAZONES DE MI AMOR POR LOVECRAFT

por Francisco Ortega


  1. Por que su idea de que el “horror” venía del cielo. Sin darnos cuenta vivimos pendientes de lo que nos puede caer encima. Las potestades bíblicas del Antiguo Testamento, los Ovnis, las bombas atómicas de la guerra fría, el clima en esta época de calentamiento global, etc. Lovecraft hizo de ese miedo una receta, un merengue en forma de dioses arquetípicos, miedos primordiales y antiguos con sed de sangre humana. Lovecraft le dio poesía a la política del miedo celestial y mató en tres relatos aquello de Padre Nuestro que estás en los cielos.
  2. Por sus deliciosos lugares comunes. Da lo mismo que los bosques cercanos a Arkham sean “todos” oscuros, con criaturas acechando desde las sombras. Da lo mismo que “todas” las esculturas que se repiten en sus relatos hayan sido pensadas por mentes abominables. Da lo mismo que “todas” sus criaturas no puedan ser descritas por ojos humanos. Da lo mismo que el 80% de sus cuentos sean “todos” iguales. El helado de chocolate es “siempre” delicioso, aunque lo hayamos comido un millón de veces.
  3. Porque sin Lovecraft no habría ni rock pesado, ni películas de Jon Carpenter, ni libros de Stephen King, ni terror barato de serie B, ni historietas de papel amarillo, ni cineastas como Tarantino, ni personajes como Conan el Bárbaro, ni monstruos como Alien y todos sus hijos. Sin Lovecraft no existiría ni la mitad de la llamada cultura basura, esa educada en relatos baratos, rumores, cómics de dudosa reputación, escritores malos pero con alma y horrores sobrenaturales que acechan desde los umbrales del tiempo. Lovecraft es la ciudad capital, la Meca fundacional de todo lo B.
  4. Porque sin Lovecraft no se habría dado ese delicioso mito urbano del Necronomicon. Todos hemos conocido a alguien que dice conocer a un tipo que leyó el dichoso libro. Que no exista es un detalle, el Necronomicon es a un nivel pop, tan real, concreto e importante como El Canto General de Neruda.
  5. Por En la Cripta, Las Montañas de la Locura, El Color que cayó del Cielo, La llamada de Cthulhu, El Horror de Dunwich, El Clérigo Malvado, El Caso de Charles Dexter Ward, La Sombra sobre Insmouth, El que Susurra en la Oscuridad, En La Noche de los Tiempos, Los Sueños de la casa de la Bruja, etc, etc, etc, etc…

Etiquetas: ,

1 Comentarios:

A la/s 10:43 a. m., Blogger Alejandro dijo...

el mono se parece al bicho de piratas del caribe. burckheimer tb será fan de lovecraft?

 

Publicar un comentario

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal